lunes, 24 de marzo de 2014

El Viejo, Literatura Ilustrada (Un Tal Daneri)

El Viejo se expresaba a través de sus imágenes. Si bien era un gran lector, no contaba historias propias, necesitaba siempre un guionista. La historieta “Un Tal Daneri” de Alberto Breccia, es el primer laburo que hará junto al guionista Carlos Trillo, en forma esporádica desde el setenta y cuatro al setenta y siete. Dirán por ahí que el Viejo laburaba para él mismo, no para un mercado; y así, en estas empastadas texturas y sus trazos negros de gillette sobre gran manto blanco, intenta recuperar un poco de su infancia y adolescencia, ambientando la historia en los rincones más oscuros del barrio de Mataderos –en ningún momento en la historieta se nombra, está implícito-. Si bien era uruguayo (dirán, escéptico como todo uruguayo), pasó sus años mozos en el mentado barrio de Buenos Aires. Las influencias del Viejo eran el cine de Eisenstein, los expresionistas alemanes y tipos como Milton Caniff, Hal Foster o Will Eisner. Como se verá en las páginas de Un Tal Daneri, siempre intentaba construir algo dramático a pesar de que los personajes estuvieran hablando giladas.


La bruma invade la historieta. Y en el claroscuro de estas páginas brota la literatura. Páginas cubiertas por un clima de duelos de cuchilleros borgianos, de cortazarianos boxeadores en tristes peleas torpemente arregladas, de piringundines de mala muerte con vedettes venidas a menos que solo pudo describir Arlt, de esquinas marechalianas con pintadas de brocha gorda en descascaradas paredes; todo tan quedado en el tiempo como los tangos que suenan en un piano mientras se juega al billar. La primera reminiscencia a Borges se da en el título. Carlos Argentino Daneri no es otro que aquel rival ficticio del no menos ficticio Borges en el cuento “El Aleph”.
Son 8 historias cortas. También dirán por ahí que el número puesto en forma horizontal grafica la cinta de Moebius, el infinito, aquel infinito del Aleph. Aunque cada historia es autoconclusiva, se vuelve infinita al releerla. Se consiguen fácilmente por la web. La que más me gusta de estas historias es la primera, titulada “Cara marcada”. Ahí va…








En cuanto al guión de Trillo, es recurrente la sensación de cumplimiento de destinos. Del mismo modo que en Borges, la muerte es algo que sólo espera, hay un inexorable designio que cumplir. Con esta frase comienza una de las historias: “Hay un momento en que la noche agota su euforia y su melancolía. Y se dispone a morir”. No se sabe muy bien si Daneri es un detective a sueldo, un simple cumplidor de destinos o un justiciero por naturaleza. Es un personaje que podría ser nombrado en alguno de los primeros discos de La Renga, ser el capo de la barra de Nueva Chicago o tranzar al borde de un improvisado ring de box en alguna de las sociedades de fomento de ese oscuro barrio (salpicado de sangre y luna dirán) al que algunos consideran una República.
A Borges luego, Breccia lo incluirá como personaje en el también claroscuro Perramus (con guión de Sasturain), pero ya nos encargaremos de eso. 
Me tomo el 92 y vuelvo.

sábado, 15 de marzo de 2014

Un viaje por el NOA ancestral

Después de un viaje por el NorOeste Argentino uno vuelve con los puños llenos de verdades. Se sabe que la música que mejor describe las sensaciones de la región son las canciones populares; los carnavalitos ancestrales de los diaguitas, y las chacareras criollas también. No creo tener hoy en día la competencia suficiente para analizar o seleccionar entre esta gran variedad de temas y estilos, de los que no estoy empapado. Así que hago a un lado la bendita Serenata de Cafayate que deja a la ciudad sin habitación disponible, también hago a un lado la tupida barba de Cafrune, el charango de Jaime Torres y a los Ricardo Vilca o los Cuchi Leguizamón.
Tilcara, Carnaval 2014.
Como uno es un simple bicho de ciudad lo que puede hacer es exponer y analizar la cosmovisión de los rockeros que han visitado al NOA provenientes de las grandes metrópolis (hagamos a un lado el antropológico “De Ushuaia a la Quiaca” de León Gieco y Santaolalla, pero también el experimento a la inversa que hicieron los Tekis -Rock & Tekis-). Aquellos temas que han dejado plasmado en sus letras o en sus ritmos las sensaciones que contagia esta región, con todos sus colores, sonidos, sus ritos, silencios, quebradas, peñas, valles, chichas, sus vientos y, algo más.
Así que acá van (de peor a mejor a mi gusto) las canciones significativas que acertaron a describir las sensaciones que deja visitar la tierra de la Pachamama pero también saber que hay que volver con la frente marchita, bronceada y llena de tierra, a la Ciudad.

Arranquemos por Hermética, no porque sea el peor de esta selección sino porque es apenas una aproximación a la temática que tratará el mejor tema dedicado al Norte. “¿Ahí que pasa? ¿Qué es lo que pasa?” pregunta el personaje del tema en la siempre falseteada voz de O´Connor.

El de La Mocosa, no dice mucho. Nombra el Tren de las nubes y el cambio de una realidad pero se queda en el molde al igual que tantos otras canciones (“Amar y envejecer” de Las Pastillas del Abuelo, “Tilcara” de Los Cafres  o “Ni tan tarde” de La Perra que los Parió, “Norte Argentino” de Mareadores nombra al menos algunos lugares). Tibios.

Con el tema “Niña de Tilcara” de Intoxicados en plan reggae, empezamos a acercarnos al objetivo. El tema parece una simple improvisación lisérgica de Pity Alvarez, pero contiene algunas confesiones interesantes. Describe muy bien la sensación de pasar un par de días en ese lugar mágico llamado Tilcara. El video suma con las imágenes del Pucará, el tendido eléctrico, la gente, la flora y esa especie de animal llamada Pity.

“Cuando pase el temblor” de Soda, también filmado en el Pucará de Tilcara, tiene un ingrediente extra (y no son los FX “cumpleaños de quince”). Es el inicio de una fusión entre el rock y la música popular del norte, la que unos años después, o unas décadas después, se llamara Rock Andino. Y es muy raro ver el look dark de Cerati con esas tierras coloridas de fondo. Parece la filmación de una de esas película de ciencia ficción clase B, que termina cuando el niño “terrícola” se lleva de la mano a los recién llegados del Otro Mundo.

Y si hablamos de la fusión entre el rock y la música andina, tenemos que mencionar el disco que grabaron juntos Iorio y Cianciarullo. De la fusión entre metal y NOA rescatamos el significativo tema que abre el disco: “Allá en Tilcara”.

El de Jauría nos transporta a suelo tucumano: las Ruinas de los Quilmes y la cruel historia del Valle Calchaquí. El tema trata la matanza y la resistencia de los indios ante los colonizadores. Siglos y siglos de lucha. El video es muy bueno, lástima la sobreactuación de la banda. Unos Perros.
video

La relación Divididos-Folklore argentino es siempre una constante. Su último disco “Amapola del 66” es un homenaje completo al NOA ancestral. Han tocado en Tilcara un par de veces, incluso Mollo adoptó el lugar como refugio espiritual. Acá dejo un video titulado “Operación Tilcara” de la preparación del último show por esas tierras, cuando presentaron Amapola en 2010. Un día muy particular donde la Natura demostró su protagonismo. Sobre el final las mejores frases del tema.

Pero sin duda el mejor de todos lo escribió Chizzo. Uno sale de la Gran Ciudad con una idea y la realidad te abofetea la cara. El paisaje impacta, la Pacha te enseña, pero al encontrarte con un ser humano que te cuente un poco de sus raíces y de sus ancestros, un hermano que te reeduque, te modifica el paradigma. En esta letra queda todo plasmado, sin más palabras… un clásico de ¡La Renga!



Si saben de algún otro tema significativo péguenme un chiflido. Uno de esos buenos chiflidos que el viento lleva por las quebradas y cuyo eco queda rebotando entre las sierras para llegar como suave brisa a los verdores de algún valle.

lunes, 3 de marzo de 2014

Cosecha Tardía 2013

Estos son los óleos que estuvieron dando vuelta el año pasado por diferentes foros. Algunos fueron adoptados, otros no corrieron con la misma suerte. Veremos cómo envejecen.

Mirá lo que Quedó
Encrucijada
Navío de Nombre Olvidado

arriba: Aves Confusas / abajo: En Busca de la Luz