sábado, 25 de octubre de 2014

Inéditos de Ayer (Gracias Nene Nena)


El show de los Redondos en el pub Gracias Nena (Dorrego al 1128 en el barrio de Chacarita) el 12-07-86 da para hablar largo y tendido. Fue posterior al Stud y anterior a Paladium. No es ni por asomo de los shows más prolijos, está plagado de inconvenientes técnicos y controversias por los dichos del Indio acerca de las condiciones del lugar pero por suerte también lleno de inéditos y otras versiones de los temas clásicos.

Entre gritos de aliento para el Piojo Ábalos (por entonces baterista de la banda) el show arranca con el Indio hablando y reclamándole al dueño por las condiciones del recinto: "A ver si te queda un pesito para arreglar el escenario hoy, eh"... "Acá es una guerra". Y salen a la cancha con Ya nadie va a escuchar tu remera.

Primer inconveniente técnico de la noche, Tito (Fargo) D´Aviero segunda guitarra oficial de esa época, rompe una cuerda y mientras soluciona el inconveniente se escucha a la gente agitarle cosas como “mostrá los músculos Piojo”. Detalle: cuando presenta a los músicos el Indio dice "Va a amenizar la función.." , y esa frase conformaría unos 14 años más tarde parte clave del tema "Sheriff" editado en Momo Sampler. Y se viene Fuegos de Octubre casi a modo de prueba de sonido ya que lo hacen instrumental con el saxo de Willy Crook que se engancha mientras "se soluciona el inconveniente" (de Tito).
video

El Regreso de Mao es un clásico inédito aunque esta no es la mejor versión. La batería se escucha muy a lata (segundo inconveniente técnico) Skay lo dirá al finalizar el tema "aparece una repetición de la batería tum tum tum" y el Indio aprovecha para volver a quejarse "El teatro es lindo pero no nos sirve. Solo, queda muy bueno".
video

Canción para naufragios. Por momentos se escuchan voces y se corta la grabación, pero así y todo puede sentirse lo "redondo" que salía el tema por esa época (el disco Oktubre se grabaría un par de meses más tarde). Preso en mi Ciudad sufre también un par de cortes en la grabación, pero también se hacen sentir los gritos de todos los esclavos sensibles y chillones. Luego vendrán frases muy graciosas del público presente "¡Pioojo no te mueras nunca!" y el Indio aprovecha nuevamente para reclamarle al dueño "Costanzo, una plaquita de Harbor"…"es un bolonqui esto"…"Se corre peligro acá, hay que darse la antitetánica"

Divina TV Fuhrer siempre suma en vivo con los coros despreocupados. El "un doos treees" que anticipa Motorpsico y que le permite a las guitarras entrar a la vez y hacerse notar a la guitarra rítmica de Tito Fargo. En Algunos Pocos Peligros Sensatos se escucha un "Buena idea eh" cerca de la grabación y también un "Bieen chee" al final, lo que demuestra lo precaria que es esta grabación, que es más bien un documento desprolijo pero que no demuestra el potencial de la banda. Otros shows de la época están mucho mejor grabados.
Semen up sonó siempre mejor en vivo que como se grabó en Oktubre. Esta versión cuenta con unas variaciones en las guitarras con un toque reggaero seguramente gracias a la mano de Tito Fargo y cuando se suma Semilla con todo (sobre el final) hacen de esta una de las mejores versiones, a pesar de la ausencia de la percusión de Claudio Fernandez (Don Cornelio y la Zona).
video

Ahora si, a lo que vinimos. Una seguidilla de inéditos para el recuerdo por cuatro.
Crazy Jazz es un bonito jam de un minuto y medio, que parece un antecesor lejano de Ella debe estar tan linda (al que le faltaban 2 años para ver la luz).

Sigue una de las mejores versiones que escuché del gran inédito llamado Rodando, un temaso que le vuela la peluca a más de uno, lástima que por momentos está cortado. Skay en coros le pone mucha onda.

Cualquier cosa lo que gritan los Redonditos de abajo:
"Rocaaanrooool indioo"
"Se me fruncen los huesos"
"Hacé la tuya"
"Intercambio gaseoso Indio"

Y sigue otro inédito groso, uno de esos que de haber sido grabado en algún disco oficial, hoy sonaría en cualquier radio rockera, ladren lo que ladren los demás. Con ustedes: De aquellos polvos futuros lodos.

 Alguien se acuerda de Willy y en un momento de silencio, y el Indio aprovecha para decir “está medio manso esto”… “está para chapar este show”. Patricio Super Show
video

Musica para Pastillas con una frase que aún no se definía (atenti al muchachitas "salvajes" en lugar de "fatales").
"No te pongas la campera"… "Tiene frío el piojo”…"Músculo piojo".
El Jijiji diferente, con el comienzo de guitarra a pleno que hacían por entonces y con el final de "Olga Sudorova, Vodka de Chernobyl". Alguno pide Superlógico, pero nunca vendría. Si El Infierno esta encantador esta noche con el bajo bien al frente.
El Indio dirá "dice Omar Costanzo que hagamos el último tema que se tiene que ir". Y como no podía ser de otra forma y a modo de cierre en Gracias Nena, el inédito Nene Nena.
video


Por algun motivo y por esas cosas raras que tienen estas grabaciones piratas termina en fade out sin que sepamos el final del tema o si hubo algunas palabras de despedida. Será hasta la próxima.

domingo, 12 de octubre de 2014

El Día que Larralde dio la Vuelta al Mundo

Esta sección también podría llamarse "Cuando dos trenes chocan".
Estaba muy tranquilo mirando Breaking Bad, tranquilo es solo una forma de decir ya que vi los 62 capítulos en 25 días y los últimos nueve de corrido (en fin, todo lo que habría que decir sobre esta gran serie creada por Vince Gilligan ya lo dijo el amigo Luciano Sívori acá), hasta que algo muy groso se cruzó en el camino.
En el capítulo 10 de la temporada 5 (cuando la serie estaba barranca abajo y entre emociones se me escurría de las manos) empezó a sonar un ritmo conocido pero que en un principio no lograba reconocer, no me dio mucho tiempo a pensar porque de repente empezó a cantar… ¡El Pampa Larralde! Y los acordes de Quimey Neuquen, ese loncomeo mapuche, pero esta vez completamente remixado.
La escena es importante dentro de la serie aunque no revela nada trascendental de la historia, así que el que se puede ver el video sin preocupación.

 Ahora, veamos cuán largo es el viaje de una canción proveniente de las tribus pehuenches y araucanas hasta ser tomada por los yanquis para una serie situada en Albuquerque. Si bien yo estuve en uno solo, los paisajes de Neuquén y Nuevo México por momentos -solo por momentos- parecen similares, pero el tema es un himno al Sur (al sur de la Argentina, a la Patagonia), en el estribillo reside la clave haciendo referencia al agua de la región. Es un loncomeo mapuche, ese grito de nuestra tierra que se baila moviendo la cabeza y que los cantantes de folklore fueron rescatando del olvido. Quimey significa hermosa, bella. 
¿Cómo es que llegó a reflejar las sensaciones de un tipo loco enterrando algo en el desierto de EE.UU.?

La canción original es de fines de la década del sesenta, y no es de Larralde sino de Marcelo Berbel con letra del poeta Milton Aguilar.  Ambos fueron decendientes de mapuches y se dedicaron a escribir sobre sus tierras y sus raíces. Acá la versión grabada por los hermanos Berbel (los hijos de Marcelo).


La canción se hizo famosa por ser el tema que abre el primer disco de Larralde, Canta José Larralde de 1968.

De ese disco la tomó Pedro Canale (el creador de Chancha Vía Circuito), un DJ argentino que reside en México y en diferentes notas cuenta la casualidad que lo llevó a remixarel tema del Pampa para su disco “Rí o Arriba” de 2010 y explica también que tiene un productor amigo en Los Angeles y que ése fue el contacto que transó con los creadores de B.B.


Los leguleyos quizás puedan desasnarme. El capítulo en el que aparece este tema fue visto por millones de personas, generó millones de tuits y miles (no se si millones) corrieron a escucharlo y a ver de dónde había salido. ¿Los Berbel o Larralde reciben algo por todo esto?

En fin, vamos a lo importante, la música. El Pampa vive, aunque algunos lo dieron por muerto en las redes sociales alarmando a todos sus familiares, conocidos y seguidores. Hace poco con dos amigos fuimos a verlo a San Justo. Tocó en un pequeño teatro para unas 300 personas, y este muchacho de Huanguelén nacido hace 76 años se mandó un show espectacular. Guitarreada, mate, charlas sobre la actualidad, filosofía, etimología, historias de orilleros y el campo, chistes (muchos chistes y muy buenos) y también mucha cabroneada contra todo lo que no le gusta. 
Parece que ahora anda de gira por el conurbano bonaerense y ciudades aledañas, recomiendo aprovecharlo antes de que pase de ser mito viviente a tan solo Mito.



QUIMEY NEUQUEN

Sol de los arenales... 

regada en sangre del bravo Sayhueque
Grito que está volviendo, 
en tu desbocado potro pehuenche. 

Del cielo la onda noche, 
se oye del viento la serenata. 
Tu voz la luna prende 
en la negra simba de mi araucana. 

Aguas que van, 
quieren volver, 
aguas que van, 
quieren volver, 
río arriba del canto prendido, 
Neuquén quimey, 
quimey Neuquén. 

Sol que se está gastando, 
en piedras, 
lajas y turbias corrientes. 
Besó la sombra india, 
que vuelve crecida 
de un sueño verde. 

Ya madura el silencio, 
por el agreste vientre de tus bardas. 

Quiere rayen dormirse, 
tiemblan sus entrañas, 
enamorada. 

Aguas que van, quieren volver, 
aguas que van, quieren volver, 
río arriba del canto prendido, 
Neuquén quimey, quimey Neuquén, 
Neuquén quimey, quimey Neuquén, 
Neuquén quimey, quimey Neuquén... 

sábado, 4 de octubre de 2014

Volver en Forma de Marioneta

“Creo que es una marioneta dictador” Willie Tanner.


Filosofando con un amigo sobre temas fundamentales para la vida del ser humano topamos con la idea de que existe un capítulo de Alf que define a la perfección la esencia de la serie, las ideas de su creador, el por qué de la relación conflictiva entre los actores y la extraña recepción del público.
¡Advertencia! Hay que aclarar cómo manejaban a Alf (así que el que desee quedarse con la magia de que es un simpático ser proveniente de Melmac que raje de acá ahora mismo, lo que se viene destroza ilusiones). Lamentablemente hoy haremos el laburo de un psicólogo-forense.

Alf era una marioneta. Sí, todos sabemos que para los planos abiertos se usaba al húngaro Mihaly Meszaros de 83 centímetros, pero los productores detectaron que no funcionaba. Alf perdía gracia, los movimientos eran tan toscos que asustaba a los niños y por suerte fueron abandonando esas tomas.
Para que la marioneta cobrara vida se necesitaban tres personas, el principal titiritero era su creador Paul Fusco que usaba una mano para controlar la boca de Alf, la otra era el antebrazo derecho y usaba una vincha con micrófono para hacer la voz en vivo. Lisa Buckley manejaba el otro brazo y Bob Farppiano mediante un control remoto las expresiones faciales y las orejas. Así, los movimientos del alienígena se veían fluídos y naturales, y se explica por qué siempre aparecía solo la mitad superior de su cuerpo (y no se veía la conexión entre el brazo y el antebrazo).

Parece ser que en los sets de grabación coexistían varios problemas. Para filmar un capítulo de 20 minutos se requerían unas 20 horas aproximadamente, ya que había que coordinar los movimientos de la marioneta, evitar que se vean los titiriteros, que todo esto parezca real y que los actores (muchas veces fastidiados) logren conectar con la situación. Estas grabaciones se manejaban de manera hermética para evitar que se divulgue cómo se realizaba el programa, ya que ese misterio era el que provocaba mayor intriga en el público. En los videos que se filtraron y se publicaron en la web se puede ver la cantidad de veces que tenían que repetir una escena, ya sea por equivocación de los titiriteros o porque se arrugaba la remera de Alf o porque el que manejaba el control remoto olvidaba hacerlo pestañear o, como en este video. porque se ponían a hacer chistes con la falta de oxígeno debido al vapor que simulaba las nubes. En este otro video se puede ver la frustración de Max Wright.
Estos problemas y la tensión comenzaron a erosionar la serie, los actores y el staff se fastidiaban al filmar (se dice que Andrea Elson sufría de bulimia y ya sabemos cómo le fue a Max con todo eso del crack y los vagabundos), el elenco principal se quejaba de que el alienígena recibía las mejores partes del guión y dejaba mal parado a los demás, y encima nunca se pudieron distanciar de los personajes que representaban y fracasaron en futuras actuaciones quedando en la memoria colectiva con el apellido Tanner. Algún día hablaremos del final de la serie y sus pesadillas.


El capítulo fue estrenado en 1988 y escrito nada más y nada menos que por Al Jean y Mike Reiss (luego guionistas de Los Simpson y creadores de El Crítico) quienes dieron en el clavo al poder analizar y describir a la perfección el carácter de la serie. Arranca con un típico destrozo hogareño de Alf y luego con una de sus también típicas compras inútiles, en este caso, la marioneta. Una vez que comprende cómo funciona la ventriloquía se inicia el verdadero drama.  Alf llama a su marioneta Paul, no por simple casualidad. Ahora Alf (la marioneta) tenía su propia marioneta a quien controlar y podía expresar a través de éste lo peor de su personalidad (así como Paul Fusco lo hacía con Alf). Algún parecido disimulado tiene la marioneta con el creador de la serie y yo personalmente he conocido uno al que podría tranquilamente apodar Paul (así como tengo un amigo apodado "Willie Tanner", su parecido es increíble).
“No pueden quitarme a Paul, se moriría” dice Alf en un momento (y bien podría ser una referencia de lo que Fusco podría decir de su marioneta al ver que el programa iba perdiendo éxito).
Alf ya afianzado como ventrílocuo empieza a realizar chistes de mal gusto y echa la culpa de todo lo que hace mal a Paul, así las cosas empiezan a ponerse un tanto oscuras.  “Paul hacía trampa y Alf parecía no notarlo” dirá Kate, como indicio de que algo anda mal. Asusta muchísimo la secuencia en que Alf está dormido y Paul le habla a Willie (de chico verlo así me dió un cagaso tremendo).

El gran momento se da cuando la familia decide obtener ayuda psicológica y llaman a Larry, quien ya había ayudado a Alf en su relación doméstica con los Tanner. Larry utiliza la frase “comerse al gato” como alegoría de “romper las reglas”. Alf entonces lucha con su ego interior (representado en Paul). No revelaré el final pero tengo la teoría de que toda vez que Alf agita su jopo es síntoma de gran momento en la serie. He visto volar ese jopo cuando lo ataca la cucaracha, cuando se agita con el viento al manejar el Ferrari o cuando pasa corriendo en el hotel de vacaciones con un extintor o también gritando “taxi taxi” en el living de su hogar. En este caso se agita al querer derribar el retrato de la madre de Kate revoleando un plato para “romper las reglas”.
Parece que sobre los créditos finales se escucha a Alf riendo como loco (solo en inglés).
En fin, es un capítulo para ser analizado por psicólogos, ya que es una alegoría total de las alteraciones que sufrían los que hacían el programa: todos se sentían marionetas controlados por el dictador Alf-Fusco, y a éste le costó caro liberarse de su ego interior.

Intenté ver si se vendía algún Paul en internet y encontré esta imagen donde un yanqui le preguntaba a otro de dónde lo había sacado y la contestación era "se los compré a unos argentinos". Si alguien sabe dónde se puede conseguir que chifle.

Se anda diciendo por ahí que Alf va a volver y no en fichas, sino con algún tipo de película animada. Fusco debería revisar de una vez por todas este capítulo y hacer lo que Alf hizo con Paul, para que no suceda lo que ya pasó con Proyecto Alf, la película bastante mala (en donde los Tanner no aparecen por ser parte de un programa de protección a testigos y están refugiados en Islandia, pero todos sabemos el verdadero motivo por el cual no actuaron) y que se filmó en los noventa para darle un verdadero final a la serie pero que, para todos los que nos gusta la serie, casi que la matan.