domingo, 19 de abril de 2015

Imposturas Vengativas II (Pugachov - Tarakanova)

Como lo hicimos en una entrada anterior hoy hablaremos de dos imposturas pero esta vez no referido a dos islas sino a algo que es casi todo lo contrario: Rusia.
Por lo general Dolina suele contar juntas estas dos historias sobre pretendientes al trono de Catalina La Grande. Como soy bien jodido seleccioné la primer parte de una charla de 2005 y la segunda de 2008 (por eso notarán que en una está Rolón y Stronati como escuderos y en la otra lo acompañan Coco Silly y Barton) ya que considero que cada una es la que mejor salió.

Acá va la primera sobre el líder de una insurrección de cosacos llamado Yemelyan Pugachov que decía ser el emperador Pedro III, ya finado.



Sobre esta impostura puedo agregar que existe una pintura impresionante acerca de su ejecución, cuyas láminas se venden por internet pero no tengo idea quien lo pintó, si alguno sabe por favor chifle...( nota del dueño: por suerte entre lo comentarios contamos con el gran Jenofonte, quien nos informó que la pintura lleva por título "Ejecución de Pugachev, perdonadme pueblo ortodoxo" y que es una obra del moscovita Victor Matorin. Información chequeada por el dueño de este Blog).

El escritor ruso Radíshchev durante su viaje desde San Petersburgo hacia Moscú presenció la revolución y escribió sobre ella considerando la revuelta como una advertencia a futuro, y efectivamente esta rebelión tuvo un efecto sublevante sobre Rusia durante los años venideros. Tanto así que los líderes de la Revolución de 1917 lo consideraron un héroe nacional y pensaban que en ese momento continuaban lo que él había iniciado. Durante el gobierno soviético se le rindieron varios homenajes, por ejemplo: la ciudad donde Pugachov nació ahora lleva su nombre.
También se de dos libros de Pushkin basados en Yemelyan: La hija del Capitán e Historia de la Revuelta de Pugachov.
Una de las cosas más sorprendentes que encontré navegando en la web es esta ópera rock rusa, basada en la historia de Pugachov, algo escuché, pero es muy extraña y no la conseguí completa. No apto para oídos timoratos.
Y por último tengo que agregar también que viendo los retratos y las esculturas que se hicieron de Pugachov, se parece bastante a mi amigo Cali, aunque no creo que este hincha de Ferro oriundo de José León Suárez dispuesto siempre a aportar a la causa de la cervecería y maltería Quilmes tenga algo que ver con aquella rebelión de cosacos del siglo XVIII, aunque por las dudas tampoco lo descarto.


La segunda impostura trata de la Princesa Tarakanova :



Acerca de la Princesa Tarakanova descubrí que hay un libro del escritor ruso Danilevsky que pinta bien (yo no lo leí pero tiene muchas críticas positivas acerca de la forma de manejar el misterio de esta historia), y si hablamos de pintar bien, la tapa esta ilustrada con la pintura que Konstantin Flavistsky realizó basándose en esta historia.

Entre los varios films que se hicieron acerca de Tarakanova (tampoco las vi pero dejo la puerta abierta por si alguno se le anima) hay una versión rusa de 1910, una francesa de 1930, una italiana de 1938 y una versión inglesa de 1950 que parece que es la que tuvo más éxito.



Una teoría popular postula que su muerte fue falsificada y que estaba secretamente obligada a tomar el velo bajo el nombre "Dosifea". Esta misteriosa monja fue registrada viviendo en el Convento de San Juan el Bautista desde 1785 hasta su muerte en 1810. Vaya uno a saber si esta creencia no es una impostura de la impostura.


Nos vemos la próxima.
Frodo, el Impostor.

sábado, 11 de abril de 2015

Rocandombe

Es la banda que fui a ver más veces. Largas previas, noches calientes, frías y de lluvia, largas vueltas que hemos pasado junto al amigo Juan y su primo, al Quemado, Marianito, y hasta nos encargábamos de llevar a Calabaza (¡diversión garantizada!), anécdotas y barro para tirar al techo. Así conocimos casi todos los estadios de fútbol, de la A, de la B, de básquet, de Buenos Aires, La Plata, Rosario, Mar del Plata…

No fueron los creadores de este subgénero, pero si los responsables de llevarlos a su mejor expresión. Si bien otras bandas como Los Visitantes, Los Auténticos Decadentes o los Fabulosos Cadillacs ya andaban con los pies embarrados en esos caminos, las raíces las podemos rastrear en grupos uruguayos como El Kinto (con Rubén Rada), y hasta algún intento del doctor Alberto Castillo. Hay bandas brasileras que hacen un mestizaje similar, pero no es exactamente candombe si tenemos en cuenta que este concepto es rioplatense. Recordemos de paso la famosa “Candonga” de Les Luthiers, mezcla de candombe y milonga, por ahí también se puede rastrear raíces.
Creo que fueron Los Piojos quienes lograron en los noventa llevar a cabo la mejor amalgama de estos dos géneros, rock and roll y candombe; incluso se encargaron de bautizarlo ("un rocandombe tenés" decían en su tema Esquina Libertad). A fuerza de una discografía muy sólida y de meter un show tras otro sin defraudar jamás con sus casi tres horas de duración fueron conquistando almas.

No es casualidad que ellos lograran este mestizaje original y suburbano. Oriundos de Ciudad Jardín del Palomar en 1991 fueron invitados (se dice que ellos bancaron los gastos) a participar en un festival anti-racista en Francia y allí se cruzaron con la mezcla de géneros que venía haciendo Mano Negra en Europa y bandas de África, Asia y todo el mundo. 
En esta mezcla de ritmos Daniel Buira sería el principal artista. Si bien los otros músicos de la banda tenían la mente abierta a diferentes sonidos (el violero Tavo quizás es el mejor ejemplo, Ciro en armónica y voz, Micky en bajo o Pity en guitarra), a mediados de los noventa Dani fundaría la escuela de percusión La Chilinga, que aún continúa creciendo y su vida (junto a Los Piojos) correría por ese camino.

En Chac Tu Chac, disco de 1992 todavía no se percibe una gran variedad de sonidos (incluso la tapa oscura y gris lo delata...luego vendrían el rojo, el amarillo, el azul, el verde). Hay un tanguito y algunos temas medio bolerosos, pero abunda el Rock and Roll y del bueno.
Dos años después vio la luz el gran disco Ay Ay Ay, que los tenía en pleno crecimiento y con energía desbordante. El tema que le daba título al disco tiene un ritmo bastante peculiar y acá arranca la historia del rocandombe.

En ese disco hay uno que es aún más rocandombero, y que reparte estribillo a mansalva. Dejo la versión del acústico Much Music de Manise donde se puede ver a la banda comandada por la batería.

 En ese disco también venía Ando Ganas, mucho más tranqui y con video original

 Fumigator y Arco II son otros buenos ejemplos de rock-candombe de Ay Ay Ay.

Ya en la etapa de Tercer Arco, disco del 96 que los consagró y les dio el punto más alto de popularidad, traía entre sus filas este tema que tiene un 70 Candombe y 30 Rock. El super popular Verano del 92 ni hace falta que lo presente. Lo que es llamativo es que Los Piojos no lo querían grabar porque les parecía un tanto simple, al final patearon el tablero y lo hicieron. El video vale porque muestra a La Chilinga en plena acción. Con los candomberos minutos finales del disco.

En Muevelo la amalgama se da no solo en la música sino entre el ritmo y la letra bien murguera y bailarina. Por eso va con letra: morena, tamborcito, sangre caliente en las venas…

 Intro Maradó, Qué Decís, Todo Pasa y Don´t say toomorrow tienen algo también.

En Azul, para mí el mejor de Los Piojos una verdadera obra de arte, del 98, tenemos el ejemplo de amalgama fuerte que tratamos de mostrar, El Balneario de los Doctores Crotos, basado en un cuento de Laiseca es un TE-MA-SO y garpa mucho el video oficial. Me parece que este tema es el emblema de rocandombe piojoso.

Otros temas del disco tienen rocandombes, como Desde Lejos no se Ve, Y Quemás, Agua, Finale o Go Negro Go. Pero vamos con uno que no es muy popular y que representa el sentimiento piojoso: Murguita.

Después del disco en vivo Ritual se produce la salida de Dani Buira y con el remplazo de Roger Cardero la batería se puso rockera y necesitada de un asistente de percusión (el Changuito Farías Gómez), también sumaron teclados ("Chucky) pero hay apenas asomos momentáneos de candombes y algún que otro show con Rubén Rada o Mimí Maura donde se copaban con los tamboriles, pero nada más.

De Verde Paisaje del Infierno se puede rescatar San Jauretche, de Maquina de Sangre anotá a Motumbo, que había sido creado en la época de Buira y quizás las versiones con mucho tamboril de Como Alí en vivo. Ya para el último disco, Civilización, el candombe de Los Piojos estaba en vías de extinción. El último show lo darían en 2009 en River y, luego el lamentable accidente automovilístico de Tavo en 2011 sellaron el final de Los Piojos para siempre. Hoy se encuentran sus vestigios en las bandas a las que han influenciado (Pampa Yakuza, Cielo Razzo, El Bordo...), y claro está, en lo que está haciendo Ciro y los Persas, La Franela y Dani Buira con Vicentico y La Chilinga. 

En plena segunda década del siglo XXI sigo escuchando sus discos.

viernes, 3 de abril de 2015

Retazos de Woody

Bueno, arrancamos una nueva sección a la que todavía no se muy bien cómo titularla, y me van a tener que ayudar.

Las películas de Woody tienen la particularidad de que, si vas al cine a verlas acompañado (si ves películas de él probablemente seas un solitario desdichado) podés salir y meterte en un bar o restaurante a conversar largo y tendido sobre lo que acabas de ver y debatir acerca de lo que cada uno percibió. Suele pasar que sus cintas suelen desprender diversas interpretaciones y se pueden cruzar similitudes con otras obras artísticas, que algunos perciben y otros no, de acuerdo a la competencia y los gustos o aficiones de cada uno.

Analizaremos una película por vez y una obra que se entromete y se mezcla dentro de ella dándole una nueva significación. El de hoy es el caso del film “Match point” y la novela del siglo XIX “Crimen y Castigo” del escritor ruso Fiodor Dostoyevski, uno de mis escritores preferidos.



La película tiene varios flancos temáticos por donde atacarla, pero creo que los dos principales vienen a ser:
* la Providencia, la suerte y aquellas cosas de las que nunca nos enteraremos; y
* la culpa o remordimiento.

Sobre la primera el magnífico inicio del film (con una gran intertextualidad con el tenis) nos resume la esencia de lo que se va a tratar. No revelaré nada más sobre este primer asunto.


La segunda es la que nos lleva por el camino de Dostoyevski y su “Crimen y Castigo”. ¿Puede alguien cometer un asesinato y no sentir ningún remordimiento, siguiendo con su vida normalmente?

La trama principal del film ya había sido tratada por Woody Allen en Crímenes y Pecados de 1989 (película que también recomiendo), aunque esta vez con algunas diferencias. En ambos el personaje principal es un marido infiel con una vida muy cómoda junto a su mujer y la amante es tan inestable como interesante y fogosa (en Matchpoint suma mucho que sea Scarlett Johansson). Cuando ésta última comienza a amenazar el confort que le da el matrimonio acomodado, el personaje principal debe terminar con ella. Y digamos que terminar es un bonito eufemismo.

Tratando de no revelar ninguno de los desenlaces entre libro y film -este es el momento en que aquel que no vio el film puede rajar a hacerlo ¡yo te avisé!-, solo diré que hay algunas diferencias entre los asesinatos (adiós eufemismo) que llevan a cabo ambos, pero también algunas similitudes. Eso sí, en ambas historias lo interesante es lo que sucede luego de que el asesinato ya fue consumado.
Lo que ocurre entre el Raskolnikov perdido por las calles pobres de Rusia en el Siglo XIX de Dostoyevski y el Chris -interpretado por Jonathan Rhys Mayers- de la alta sociedad inglesa actual de Woody, son situaciones muy diferentes en donde La Providencia o el azar meten la uña, pero más allá de la cuota de suerte entre uno y otro se encuentra la diferencia entre el padecimiento de cada uno. Dostoyevski en sus páginas nos hace ver que el remordimiento es la carga más pesada de un criminal y Woody nos muestra a un personaje que casi está deseando que lo descubran. El hecho de que ese crimen se resuelva sería una señal de justicia, aunque sea una mínima señal de que hay un sentido en este mundo. El personaje anhela ese sentido, pero no les puedo revelar el final. Creo que la grandeza de Woody es que tomó la idea de Fiodor y le dio una vuelta de tuerca más, generando un nuevo sentido que apenas asomaba en la novela rusa.

Woody se encarga de hacer explícita la relación entre ambos, y no sólo para aquel lector avezado en literatura rusa, ya que en varias secuencias veremos a Chris leyendo la novela o incluso un libro sobre Instrucciones para leer a Dostoyevski y en otros pasajes del film habrá una discusión en una mesa acerca de la calidad de las obras de Fiodor.

Uno de los mejores momentos de la película ocurre cuando el protagonista dialoga con los fantasmas de sus víctimas, creo que ahí se resume todo lo que estamos tratando acerca del remordimiento.

Una similitud tangencial es el hecho de que en la novela también hay un casamiento por conveniencia, aunque es la hermana de Raskolnikov la que intentará casarse con un prestigioso abogado, para poder bancar a su hermano que es un estudiante sin un mango, cuya inteligencia promete un buen futuro. Es ahí donde surge la idea de matar (nunca más lejos del eufemismo) por guita, y también en las dos obras se asesina a algún desdichado testigo casual. Demasiados datos para aquellos que aún no vieron ni leyeron.


Con respecto al título de la sección, se aceptan ideas. ¿Cómo lo titularían?