lunes, 23 de mayo de 2016

Plagio di Plagio V (La Bestia Softly)

En la entrada anterior hablamos, tangencialmente, de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Hicimos foco en la figura de su cantante y letrista. Hoy es el turno de enfocarnos en su guitarrista y corazón melódico, ídolo máximo de este blog: Eduardo Skay Beilinson
Se que con esta entrada le voy a estar dando un arma a los denostadores de esta gran banda ¡teléfono para JLO!... pero habrá una defensa del caso. Para mí no es exactamente un plagio (ah bien, ¿por qué carajo el encuadre bajo ese título, no?) sino un homenaje, una cita.

Casi todos los argentinos (o casi todo el cono sur) conoce este tema editado en el primer disco de Los Redondos, Gulp!, de 1985. No analizaremos la canción "La Bestia Pop" completa, sino la melodía de saxo (grabada originalmente por Willy Crook) que suele corearse por los ricoteros como Vamoo Vamo Lo Redooondoo.
¿Cuál?
La que aparece a los 1´28´´ y se repite a los 2´19´´


Ritmo pegadizo ¿no? Pero resulta que en 1980 (cinco años antes que los Redondos) la banda Adam & the Ants sacaba un disco que tenía "Feed me to the Lions". Presten atención a los 1´ 30´´...


Esta sección se titula “Plagio del plagio”, por lo que ya deben intuir que Adam y sus hormigas luego de este post no se van a ir nada limpios (amén de su pulcro look). Pasemos al mundo del cine y las bandas sonoras: dos décadas antes, aparecía esta melodía de Maurice Jarre en Lawrence of Arabia.

Todo indicaría que el riff (de Adam y de los Redondos) desciende directamente de la banda sonora de esta película en la que te cansás de ver arena. Pero...plagio del plagio del plagio... tampoco se va a llevar todos los laureles el amigo Maurice (ya en su momento se llevó un Óscar a la mejor banda de sonido).  
Hasta donde yo pude bucear en el pasado, la melodía original es de Sigmund Romberg, en una canción que se llama “Softly, as in a morning Sunrise”. 


Los vejetes melómanos que transitan por estas páginas tal vez habrán escuchado esta composición por Chet Baker o Sonny Clark o tal vez por Artie Shaw. En cambio los que son tan jóvenes como yo (¡ja!) recordarán haber escuchado esta melodía cuando Homero y Apu comienzan su viaje a la India. 
video


Volviendo a los Redondos, queda en Uds juzgar si es un plagio o un homenaje. Pero si vamos al terreno de los homenajes, se puede escuchar la melodía en ese gran Tributo sinfónico realizado hace un par de años.

Si tu pasión es el acordeón cumbiero santafecino ahí tenés el cover de los Palmeras. Para bandoneón tanguero-arrabalero el de Fabiana Cantilo. Sea la forma en la que fuere, es un temazo que parece estar siempre actualizado. El Indio Solari dijo alguna vez (palabras más palabras menos) que "la clave de la perdurabilidad de la canción quizás se deba a la ambigüedad de su letraA veces parece incitar realmente ¡a brillar! y otras, de acuerdo a cómo viene la mano, ese canto se transforma en algo irónico". Cualquiera que haya estado en una banda de barrio con poco futuro y que haya interpretado esta canción frente a una veintena de personas exaltadas como si estuvieran frente a Los Redondos en La Esquina del Sol, lo sabe.

En fin, es un tema que vuelve. Y creo que la melodía fue utilizada de mejor manera por Dancing Mood, cuando presentaron a Skay en su show “Deluxe”. A los 3´40´´ lo que vinimos a buscar…


Larga vida al Flaco, Eduardo Skay Beilinson.


Para otros Plagios di Plagio:

sábado, 14 de mayo de 2016

La Causa sigue encerrojada

"Me siento un hombre un poco más justo 
por el solo hecho de participar, con una canción doliente, 
en el proyecto que con tanto empeño y determinación
 llevan ustedes adelante".
(mail de Carlos Indio Solari a Claudia Cesaroni)



Hecho a pulmón, como muchas de las mejores cosas, Masacre en el Pabellón Séptimo es un libro de Claudia Cesaroni que intenta poner un poco de justicia a un caso que se intentó ocultar y dejar en el olvido.
Según la versión oficial del Sistema Penitenciario Federal el episodio del 14 de marzo de 1978 en el Pabellón Séptimo de la cárcel de Devoto trascendió como "El Motín de los Colchones" y (también según datos oficiales) allí murieron 64 presos "comunes".
Durante los años 80 las investigaciones, denuncias y publicaciones del criminólogo Elías Neuman, y también del sobreviviente y testigo de los hechos, Daniel Barberis (se encontraba en otro pabellón); no llegaron a tener la repercusión necesaria como para que el caso se discutiera, y la causa fue tapada.
Editado en 1985
Editado en 1987

A partir de Masacre... se intenta reconstruir los hechos y lo primero que se determina (¡desde el título!) es el modo de llamarlo: Masacre, no Motín.
Esta investigación tiene algo muy interesante para nosotros, los que estamos en el mundo de los blogs: el proyecto empezó siendo ESTE blog (que ya mutó en el grupo Masacre Pabellon 7) y fue tomando forma de a poco gracias a los comentarios y a los enlaces de las redes sociales. Así la autora pudo contactar primero al director de cine Nacho Garassino, que se encontraba en medio del proyecto de "El túnel de los Huesos", película que cuenta la fuga de la cárcel de Devoto de 7 presos en el año 1991. El caso fue real e investigado por el periodista Ricardo Ragendorfer: los presos en su fuga a través de un túnel se encontraron con un macabro hallazgo, un osario.
Gracias a la película de Nacho contactó a Hugo Cardozo sobreviviente y testigo esencial de los hechos. Y luego se dieron los encuentros, las charlas, las reuniones, hasta convertir finalmente el proyecto en libro.*

El año 78 fue un año muy duro para la Argentina, entre campeonato mundial de fútbol y álgida Dictadura Militar con sus secuestros, torturas y desapariciones. Así, la muerte de más de sesenta presos en la "cárcel vidriera" de la Capital Federal (los presos políticos que llegaban a ella, sabían que por lo menos serían registrados: era la cárcel que se mostraba a los organismos internacionales) pudo pasar casi desapercibida. 

Para conocer los detalles, las causas y el desarrollo de la Masacre (con Jorge Omar "Pato" Tolosa en el epicentro; con quemados, asfixiados, baleados y ¿algún rematado?) les recomiendo que lean el libro y saquen sus propias conclusiones.


Allí tendrán además descripción de las condiciones insalubres de los detenidos (algunos en forma completamente injusta y sin defensa alguna), los terribles maltratos por parte de los penitenciarios, la pasividad estatal; información sobre la historia del Sistema Penitenciario Federal, comparaciones con otros casos similares de otras cárceles argentinas, detalles sobre la causa judicial, la inacción de jueces, secretarios y fiscales, y la insólita postura de los medios de comunicación a las órdenes de la Dictadura.

Bien, quedan totalmente aclarados
los sonidos de ametralladoras que escucharon 
todos los vecinos
Un poco desubicado el título ahí ¿no?

El libro cuenta también con anexos documentales interesantes, como la lista de fallecidos (entre los que me sorprendió encontrar mi apellido: Yañez. Me gustaría saber quién fue ese Yañez Aguilar Arnaldo Juan Miguel).

La tapa tiene una ilustración que donó el gran Rocambole (Ricardo Cohen), eterno ilustrador de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. 
Y acá empieza un capítulo aparte:
En el año 2004 el Indio Solari había editado su primer disco solista que traía la canción "Pabellón Séptimo (Relato de Horacio)", en donde cuenta con pluma afilada lo ocurrido esa noche. A partir de esta canción muchos de nosotros empezamos a interiorizarnos acerca de la Masacre. 


El mismo Indio le envió un mail a la escritora de Masacre... (en el epígrafe de esta entrada) y recomendó el libro en el show que dió en Mendoza ante 120 mil personas. Luego de esa recomendación varios amigos me lo ofrecieron pero finalmente me llegó a préstamo por mi cuñado Ariel, a quien agradezco.

Queda clarísimo (en el título entre paréntesis de la canción) que el Indio había leído "Crónica de Muertes Silenciadas" de Elías Neuman. Horacio no es otro que un sobreviviente, a quien Elías defendía ante la justicia y es quien le dio los detalles acerca de la masacre.
El Indio estuvo interiorizado porque en esa masacre falleció un amigo suyo: Luis María Canosa, quien había participado en aquellos "Lozanazos" en el Teatro Lozano de La Plata (donde empezarían a tomar forma Los Redondos). Luis María era el cantante de la banda platense Dulcemembriyo y era además amigo de Skay Beilinson y Federico Moura -éste primero tocó en Dulcemembriyo, luego cantó en Virus-. Lo habían detenido por tenencia de estupefacientes y estaba encerrado en Devoto esperando sentencia cuando ocurrió la Masacre, en donde lo encontró la trágica muerte.

En el año 1991 Los Redondos ya le habían dedicado una canción ¿no te suena Luis María?... "Te tenemos allí... abandonado allí..."


En el año 2014 a partir del libro y la investigaciones que llevan a cabo en el CEPOC la Masacre fue declarada "crimen de lesa humanidad" y luego de la denuncia de padres de un desaparecido uruguayo que dicen reconocer a su hijo en la tapa de una revista sobre la masacre. El caso todavía sigue impune, pero la lucha continúa.
Extraída del blog de la escritora. De izquierda a derecha:
Daniel Barberis, Claudia Cesaroni, Nacho Garassino, Hugo Cardozo
Extraída del blog de la escritora.

Esta humilde entrada se sentirá realizada si al menos cada vez que pasás por Nogoyá y Bermúdez (o Desaguadero) recordás que allí ocurrió todo esto y que se le debe justicia.


*Alguna vez hablamos de Los Fusilados de José León Suárez, y vimos cómo la web Proyecto Walsh ayuda a reconstruir algunos detalles, y completa el caso. En Masacre... el blog fue esencial para que el proyecto tomara forma, y se pasara a los encuentros, las charlas en cafés y discusiones del caso.

jueves, 5 de mayo de 2016

El Señor de las Barajas VI (Con una Ayudita de mis Amigos)

Esto es un desprendimiento de El Señor de las Barajas V, con la salvedad de que aquí no hay ningún aporte mío: todas las que siguen fueron enviadas por los amigos de este espacio. ¡Muchas gracias a todos!

Arrancamos con afano. Una mañana como cualquiera de esta gran ciudad al amigo El Matado le robaron la billetera y, como el chorro se negó a devolverle sus credenciales, tarjetas y documentos personales (el apuro, vió), hizo una recorrida para ver si los encontraba tirados por el barrio. Lo único que encontró, además de una bronca tremenda, fue este Ocho de Copas refugiado tras una rueda, e hijo de la desgracia.
Falcón y Pumacahua (Flores)
Acá van algunas de fantasía que aportó el socio Nº1 de esta sección: JLO. Él nos dirá dónde los encontró y puede dejarnos los detalles pertinentes en los comentarios de esta entrada. De algunos no estoy seguro el palo.


La casualidad hizo que encontremos (no sé si no fue el mismo día) una baraja de Peppa. ¿El palo es un Puño/Piedra?

Seguimos con las de fantasía de JLO, notarán la llegada del otoño en este 3 dorado.

Me gustó mucho el lugar en dónde lo encontró, calle Hernandarias en pleno barrio de La Boca. Linda pintada.

Este Ocho de Espadas bien otoñal, también fue aporte de él ¿Esta foto era made in San Telmo?

Reina de Picas al lado de una inscripción no muy bonita en donde encima expuso a su bonita hija a posar en una foto con una bandera del club de ese barrio detrás. ¡Qué le vamos a hacer! Lo lamento por la muchachita (ella no tiene la culpa), pero esa otra foto tendrá que publicarla él. Hasta esta inscripción llegan mis principios.

Antes del cierre de esta edición, El Gringo Romero llevaba a Librillo y Pensotti a estudiar y se cruzó con este Diez de Espadas que se estaba haciendo el sota. Borroso, pero buena muestra de lo que fue el clima en este abril pasado.
Cucha Cucha y Viale (Villa Crespo)
El amigo Ganesha me avisó que sobre una de las bicisendas de Almagro había un conjunto de barajas desparramadas. Cual buen corresponsal de guerra, a la mañana siguiente concurrí al lugar (todavía era de noche y la cuadra es muy oscura, por eso la foto no es de lo mejor) creyendo que ya no estarían ahí, pero... el barrendero se quedó dormido y unas diez aún permanecían esparcidas. La única boca arriba en la foto, el As de Oro: el tan, pero tan bien llamado, Culo Sucio.
Potosí y Bulnes (Almagro)
-------------------------------

Esto que se viene ahora es casi un DUELO DE TITANES
en el mismo barrio (parece que la suerte anduvo por ahí esta vez).

*En este rincón: el campeón JLO. Tuve que parar las rotativas porque a último momento me llegó esta foto:
Av. Corrientes al 6000 (Villa Crespo)
La cuestión es que JLO (¿dije que es el socio nº1 de este segmento no?) encontró estos 8 naipes de póker con la particularidad de ese rectángulo amarillo. Extraño diseño.


*Pero en este otro rincón, el gran retador de esta fecha, mi amigo personal: Darío.
Alguna vez fue nombrado por aquí por ser especialista en Heavy Metal y Hard Rock. Así, de manera épica, me relató el gran encuentro de las ¡19 barajas de póker!:

"Madrugada de final de verano con mucho viento. Venía pensando en cualquier cosa, doblo la esquina y ahí estaba: una alfombra de naipes, un mazo completo desparramado. Se asomaba una tempestad, relámpagos y el olor a lluvia la anunciaban, el clima era digno de un tema de Kiss. No había tiempo para foto. Agachado, melena al viento y desesperado, me dispuse a juntar las que pude mientras un As me pasaba volando entre las manos e iba a dar al medio de la avenida, el 4 de tréboles me pasaba entre las piernas y se perdía, solitario, en la noche..."

Scalabrini Ortíz y Vera (Villa Crespo)

Y con esto nos vamos, recuerden que pueden enviarme sus barajas callejeras a
frodoblog@hotmail.com
y serán publicadas
¡Hasta la próxima!