sábado, 26 de noviembre de 2016

Plagio di Plagio VI (Choreando se fue)

Luego de un golpe de memoria, el redactor de este blog está orgulloso de presentar una historia que fue propuesta por el amigo Oso en los comentarios de Plagio di Plagio IV y cajoneada por un tiempo para nada prudente.
Como este episodio no formaba parte del peculio intelectual del redactor, hubo de arremangarse y revolver en el barro de la historia de la música sudamericana con la sorprendente caída de varios anillos dorados. La conclusión demuestra lo difuso de las fronteras del arte, lo alucinante que pueden ser los viajes de la música, y el gran poder de los medios que tienen la manija.

Viajemos.
En el año 1989 productores de música franceses se dan cuenta del impacto comercial que tiene la lambada brasileña -los imagino teniendo esa idea recostados en cómodas cadeiras, heladas caipirinhas en mano- y deciden explotarla introduciendo en Europa documentales para TV, compilados musicales y diversos shows con este ritmo.
Así es como ve la luz la canción que en un arrojo de imaginación se tituló "Lambada" y la interpretaba el grupo franco-brasileño Kaoma. Todos la conocemos gracias a su proyección internacional. Muy bonita, muy paqueta, muchos instrumentos (bandoneón al frente)... pero... afanada.

¿Cómo se conocía esta canción en Brasil? Era una cumbia de usina y sintetizadores interpretada por Marcia Ferreira y grabada bajo el título "Chorando se foi". Al no ser tan popular la cumbia, en Brasil se la comenzó a bailar como una lambada (esa mezcla de merengue y samba). Estamos en 1986.

Ahora bien, la canción ingresa a Brasil por el oeste, por la selva amazónica peruana. Un par de años antes (1984 ponele) Perú recibía mucha música proveniente de la ola de cumbia colombiana, surgiendo grupos como el Cuarteto Continental de Alberto Maraví. Éstos arreglaban y regrababan canciones de otros grupos y de otros géneros, siempre con el acordeón como instrumento fundamental. Una de las que graban es "Llorando se fue", por primera vez en su metamorfosis cumbia.

¿Dónde termina este viaje? En la interpretación original de 1983 del grupo boliviano Los Kjarkas, la zampoña (no el posterior acordeón) es la que comanda la melodía.
La saya es un ritmo afroboliviano que tiene una historia interesante: se dice que el baile y ritmo nacen por la impresión que los esclavos africanos tuvieron al ver la caída de nieve por primera vez en sus vidas, y al no poder utilizar sus manos las agitaban con ese ritmo produciendo ese sonido con las cadenas y esa forma de danzar.


No se bien cómo fue el tema de la guita, tengo entendido que Los hermanos Hermosa (Ulises y Gonzalo), los autores en 1981 de la canción que interpretan los Kjarkas fueron saldados, tarde pero al menos reconocidos. Los productores franceses le deben innumerables noches de éxito, y más de uno habrá ganado alguna minita (y más de una minita habrá podido destaparse) con el calor de la lambada.

Hoy, muchos artistas bancados por los fabricantes de modas utilizan esta melodía (JLO, no el blogger, sino la otra). El caso Don Omar es peculiar, desestima el plagio en la canción Taboo por "haber pedido permiso a su sello discográfico". Capo,
De parte de todos estos (prefiero ni nombrarlos), le mandamos saludos a Gonzalo Hermosa y el recuerdo de Ulises.


--------------------------------------------------
Más plagios di plagios en:

miércoles, 16 de noviembre de 2016

El Evangelio según Frodo (Levítico I)

Leyes que los sacerdotes de la tribu de Leví debían conocer, practicar y enseñar.

1 El holocausto. Puede ser un sacrificio de ganado mayor... o menor.

2 La ofrenda. Consistirá en flor de harina sobre la que se derramará aceite y pondrá incienso. Sacrificio por el fuego de calmante aroma para Yavé.

3-7 Sacrificios de comunión, así sus pecados serán perdonados. Bienvenidos... al Rito

10 La historia de Nadab y Abihú. Ofrecieron un fuego profano que Yavé no había ordenado. En ese momento otro fuego, el Sagrado, los devoró... (¿Light my fire? no, algo con más calor... Uno por Nabad y otro por Abihú)

12 Ley referente a la mujer que acaba de dar a luz.

13 Ley referente a la lepra. Ley de purificación para aquel que tiene llagas y cuyos recursos son limitados (no el Sr. Iorio , entiéndase)


15 Impurezas sexuales. Todo aquel que padezca un derrame (está claro que se habla de los vasitos de cumpleaños), es impuro.


Si querés volver al Génesis o al Éxodo, es por acá.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Explotando a Dos Bajos

Etiqueta que tenía abandonada.
Fui a ver a Molotov, una de las bandas de mi adolescencia (que escuchábamos con mi amigo El Ñandú en aquel barrio de Villa Ballester que desapareció*), y me voló el bocho el sonido de sus dos bajos en vivo. Sí, tocan con dos bajos, una guitarra y una batería. En esa extraña formación van rotando y todos cantan, todos corean, todos se lucen.
Dejo los mejores ejemplos (a mí parecer) de cómo se destaca su sonido... a dos bajos.


Además me gusta su filosofía y, como todo mexicano, están tan lejos de Dios pero tan tan cerca de los EE.UU...

Y en ese límite, donde se cruzan tres chilangos y un gringo, se cruzan también las lenguas y los estilos.

Creo muy acertado el nombre de la banda. De fabricación casera, explota al ser lanzada gracias al contenido inflamable de su interior. El otro día tuvieron la mecha larga ¡tres horas de show! ¡Viva México cabrones!


Micky, Tito, Randy y Paco (parece una de esas jodas a los conductores de TV) tienen un lugar en el panteón de mis héroes de la adolescencia.

Si lo ven, avisenme, creo que El Ñandú todavía está sobrevolando el Luna Park.


*Entiéndase como metáfora del paso del tiempo que no se puede recuperar