sábado, 26 de julio de 2014

El Bajo en los Simpsons

¿Hace falta una introducción acerca del impacto que los Simpson tuvieron en la cultura y particularmente en mi generación, aquella que los vio crecer y a la vez se crió junto a la serie? Con estas dos líneas no alcanza, deportistas profesionales ¡Siempre quieren más!. Como se darán cuenta los que siguen estas publicaciones el humor que se suele manejar por acá es el de los capítulos clásicos.
Ya publiqué una entrada acerca de las canciones de rock, pero esta vez poniendo la lupa gigante en los instrumentos musicales aparecidos en la serie, nos encontramos con que hay un capítulo en que a Bart le regalan una guitarra eléctrica, y otro en que le compran una batería para ver si puede canalizar toda su energía en algo productivo. Ni hablemos de que el instrumento más famoso es aquel al que le han dedicado varios capítulos enteros: el saxo de Lisa. También tenemos, por ejemplo, aquel teclado gigante de la juguetería, la vieja que toca el órgano de la iglesia y la gaita de Willie o el laúd de Martin.
Hoy vamos a hacer justicia al instrumento menospreciado, aquel que salvo algunas bandas o excepciones es dejado de lado y reemplazado sin alterar el Universo, el instrumento héroe de este blog. Y entonces, con ustedes las mejores escenas de bajos y bajistas aparecidos en los Simpson hasta la temporada 22, la última que vi completa (¡ya van por la 25!).

El primer bajista de quien tenemos novedad es el que aparece como acompañante de encías sangrantes en el capítulo “La depresión de Lisa”. Como casi todos los bajistas, un completo desconocido.

La serie está llena de bajistas y contrabajistas aburridos de fondo, pero hay una banda que suele estar contratada siempre en fiestas y convivios. Pasadas ya unas cuantas temporadas los dibujantes se dieron cuenta que debían respetar esa formación y casi que lo hicieron. Digo casi porque a veces van mutando los integrantes. La banda se llama “Larry Davis Band” aunque a veces aparecerá como “Larry Davis Experience” y otras como la “Larry Davis Dance Kings”. Tienen un cantante de bigotes latinos y peinado a la rockabilly, un guitarrista aburrido de pelo largo, en la batería uno de rulos, el saxofonista es de bigotes estilo country y lentes negros, y nuestro hombre del bajo es siempre un negro petiso con una mata de rulos en el parietal, a veces zurdo a veces diestro (lo que lleva a pensar que no siempre es el mismo o que es demasiado virtuoso).

Pero el primero que verdaderamente participó de una escena memorable con bajo es el libidinoso Barry White. Lisa y Bart necesitaban sonidos graves para atraer a las serpientes y así salvarlas de los garrotazos. Entre los discos de la casa no había ninguno pertinente y la solución se presentó por sus propios medios, tarareando por la puerta de la casa. Lisa esta vez se cuelga el bajo.
video

Cuando Homero va a la Universidad no todo es como había visto en la TV. Le tocó el Sr. Peterson, un rector completamente humano que al parecer había estado en The Pretenders (en la traducción latina no lo mencionan, tan solo dice que “era bajista en un grupo”) y la línea de bajo que toca es muy parecida a lo que hacía en la susodicha banda Pete Farndon en temas como “Space Invaders” o “The Phone Call”.
video

Quizás la secuencia que mejor define al bajo según el humor de los Simpson es en la que aparece el genio Elvis Costello en el campamento de los Stones. Todos quieren tocar la guitarra y trata de conseguir algún bajista. Sucede en las mejores bandas. Gran secuencia.
video

Hay una secuencia que tiene un gran chiste sobre las bandas de hard rock, seguida de otra en la que Rick James, antes que se lo lleven preso, canta y toca con el bajo “Superfreak”, traducido en Latinoamérica como “pesadón”.
video

¿Arturito (R2-D2) tocando el bajo? Solo en un sueño de Bart puede ocurrir, y sólo a Homero se le puede pegar el hitaso “En el espacio Bart celebró…”

El chiste sobre Seinfeld (mal doblado vaya uno a saber por qué) por Nueva York, tiene el clásico bajo que separa las escenas.
video

Como bien dijimos Bart tocó la viola y la bata, nunca el bajo, pero al menos le escuchamos un “qué ritmo” al imitar un contrabajo.
video

En una de las últimas temporadas que vi, hay 2 historias de amor y una está basada en los Sex Pistols. Nelson hace el papel de Sid Vicious y esto ocurre:
video

Hay un chiste muy bueno con la banda que toca en la iglesia (aquella en que canta la que sería novia de Flanders). Marge cuando los ve tocar comenta “¿ese no es el bajista de Satánica?”. Gajes del oficio.

De todas las bandas (y fueron muchas) que tuvieron participación en la serie, algunos bajistas tuvieron su momento de gloria. El capítulo en que aparecen los Red Hot, Flea tiene sus segundos de fama y algunas líneas en la serie. Lo mismo Adam Clayton de U2 o Dee Dee Ramone (el que dice “y que pronto te vayas al infierno carcamán” luego de cantarle el feliz cumpleaños a Burns), Mike Mills de R.E.M. no puede mear en el garaje porque lo mira Lenny. La bajista de Smashing Pumpkins también tuvo sus segundos y el de Spinal Tap (el que tenía escrito “Springfield” detrás de su bajo). Tom Hamilton de Aerosmith tuvo primeros planos, al igual que John Entwistle de los Who,  Robert Trujillo de Metallica, el de Blink 182, el de Kid Rock, el de BTO y algunos otros. Hasta el beisbolista Steve Sax aparece tocando el contrabajo en su propia banda.
Pero quizás el bajista que más influenció a la banda es el de los Guns ¿por qué? Por si no saben nada de él, se llama Duff McKaffan ¿ahora te empieza a sonar?...

Bueno, que la cerveza de la mejor serie lleve tu nombre no es poca cosa. Por el bajo y a tu ¡Salud!

Los Simpson nunca paran de sorprenderme, seguro alguna secuencia se me pasó. Si alguno recuerda otra escena en que intervengan las cuatro cuerdas que avise. Y ahí se ven.

lunes, 14 de julio de 2014

Alicia en el País del Rock and Roll

“Alicia en el País de las Maravillas” y su no tan popular continuación “Alicia a través del Espejo” son libros que se caracterizan por la pluralidad de sentidos que desprenden.  Los niños los aprehenden en su sentido más literal y directo, pero también se puede analizar esta obra por ejemplo desde la lógica, la psicología o las artes. Bajo el seudónimo de Lewis Carroll su autor creó personajes famosos dentro de la cultura (principalmente la anglosajona). El Conejo Blanco, El Sombrerero Loco y la Oruga Fumadora son personajes que han saltado por encima de esta obra y cobraron vida propia en la cultura popular.
Hoy veremos las canciones de rock que mejor plasmaron las sensaciones que deja leer esta obra fundamental.  

Ya que hablamos de una intertextualidad literario-musical qué mejor para arrancar que los Beatles. Alicia influyó dos temas de tintes alucinógenos que compuso principalmente Lennon. Si bien Lucy in the Sky with Diamonds arrancó a partir de un dibujo que hizo su hijo Julian, muchas de las imágenes que se desprendieron al componerlo están tomadas de esta historia. Aunque el tema cobró mayor importancia para los medios cuando las iniciales LSD cubrieron todo lo que el tema podía significar, éste tenía mucho más para decir que una simple comparación de los efectos de la droga con el libro. Pero hay otro tema que para mi se relaciona mejor con el texto de Carroll, es la gran canción Iam the Walrus. Lennon había leído “Alicia a través del espejo” y le había llamado mucho la atención el poema que se recita sobre “La Morsa y el Carpintero”, aquellos que engatusan ostras para comérselas. Después de la publicación del tema de los Beatles, Lennon entendió que el poema era una metáfora alusiva al capitalismo (la morsa se come todas las ostras y no le deja nada al carpintero) y exclamó “¡Mierda! Me equivoqué de personaje” pero claro, la canción ya había tomado vida propia como una bola de nieve y quién iba detenerla. En el estribillo también hablará del hombre huevo, clara referencia al personaje que aparece en ese mismo segundo libro de donde John sacó La Morsa, y es Humpty Dumpty. El resto del tema corre por cuenta de Lennon, sus viajes y hasta lo azaroso de grabar sonidos que la radio transmitía al momento de la composición.


Tom Waits compuso varios temas para una obra teatral. Si bien el proyecto no plasmará el libro en su forma más literal los temas que allí compuso tienen ese aire alucinatorio que impregna las páginas de la historia de Carroll y hasta se dice que incursiona más bien en la oscura relación que el escritor tenía con la niña Alicia que inspiró el libro. Alice, el tema inicial a modo de muestra…

Una que tiene que estar pero que es de lo más flojo de esta lista es la canción del primer disco solista de Enrique Bunbury: Alicia (expulsada al país de las maravillas). En el video podemos ver que Bunbury no le canta a una niña sino a una modelo conocida por todos nosotros (pregunta para mis seguidores: ¿es Dolores Barreiro no?)

Tanto la canción Sunshine de Aerosmith como su video publicitario hacen referencias directas al libro. El tema está plagado de frases sacadas de la historia como “Me comí el hongo y baile con la reina” o “perseguí el conejo hasta el árbol” y por su parte en el video se lo puede ver a Steven Tayler en el papel del Sombrerero Loco, no creo otro personaje le quedara tan bien.

La banda de rock psicodélico Jefferson Airplane dedicó también un tema a la historia. El tema se llama White Rabbit  y fue publicado en el disco Surrealistic  Pillow. Así como lo habían hecho los Beatles en Lucy in the Sky with Diamonds, este tema describe los paralelismos entre la experimentación con el LSD y la historia de Alicia, pero van directo, sin los rodeos que Lennon había utilizado. Cuando apareció este tema era el Verano del Amor y no faltaba mucho para Woodstock, así que estamos en plena era hippie y no sorprende un tema así, sorprende cómo la historia del libro toma otra significación en una época determinada.

Antes de cerrar, vamos con mis dos preferidos al respecto, con lo cual quedará demostrado esto de la multiplicidad de lecturas que puede tener esta historia. Dos temasos que no hace falta explicar mucho, hablan por sí mismos. El primero es de un cercano y muy conocido artista (en la etapa de Serú Giran) que tomó la historia en un sentido metafórico para describir lo que se vivía en la sociedad argentina durante la última dictadura militar y así evitar la censura. Canción de Alicia en el País...

Y para que no terminemos muy abajo, el segundo es un gran amigo de esta casa, el señor Tom Petty. Si bien la letra no hace ninguna referencia a los libros de Alicia, Don't come around here no more es el que considero como el mejor video sobre esta historia. Un poco de humor, otro tanto de buen guión, algo de utilería y escenografía y el gran Tom Petty cerrando un tema como se debe.