martes, 29 de septiembre de 2015

El Señor de las Barajas I

De un tiempo a esta parte recolecto naipes de la calle (así es uno).
La idea primigenia era armar mi propio maso de barajas rotas, gastadas o cortadas; con el dorso bordó, azul o negro; de póker, truco o cotillón.
Hasta ahora nunca me pasó poder encontrar varias juntas. Tal vez el mañoso viento, tal vez los traviesos niños que se dedican a desperdigar, tal vez nadie jamás tira el mazo entero y las cartas simplemente se rebelan así, de querusa, al montón.

Y de otro tiempo a esta parte empecé a sacarle fotos antes de levantarlas. Esta es la pequeña colección otoño-invierno 2015 de barajas bien callejeras.


Entre la basura y las hojas muertas un Dos de Espadas sucio que, camuflado, se hacía el dolobu.
Donovan y Pastor Lacasa (Tapiales)

Caminaba tranquilo pensando en cualquier cosa y a pleno mediodía un reflejo me encandiló. Es un brillante Caballo de Oro a metros de la Avenida Márquez y a centímetros de un diente de león.
Boulogne Sur Mer y Av. Márquez (José León Suárez)

Este lo encontré boca abajo y lo di vuelta antes de sacar la foto, rogando que fuera el as de oro... pero no. Habría sido una jugarreta del destino tal que me hubiese convertido en creyente. Fue un solitario Siete de Copas al que unos cinco metros (en la imagen apenas se puede apreciar) lo separaban de un bidet que alguien sin sentirse perseguido sacó a la calle.

 Calle 38 y 3 (Santa Teresita)

A partir de hoy ya saben, afilen su vista porque si bien es muy difícil, parece ser que podés estar un mes entero mirando al suelo, y recién cuando te distraés aparecen.
Pueden enviarme las fotos de sus Barajas a frodoblog@hotmail.com y yo cito la fuente (recuerden anotar coordenadas del lugar).

A barajar y dar de nuevo. 
Mucha suerte

lunes, 21 de septiembre de 2015

El Mejor Capítulo de... Mujeres Asesinas

Fue una serie de televisión argentina de género dramático y suspenso, mezcla entre ficción y realidad (cómo para seguir por el mismo riel en el que venimos), inspirada en los libros homónimos de Marisa Grinstein con casos de homicidios perpetrados por mujeres. El formato fue vendido a muchos otros países, que supongo por los afiches y publicidades, tendrán sus particularidades y casos vernáculos. 
Yo me vi todos los capítulos (los 78) de acá.

La mayoría cuenta con buenas actuaciones, gran dirección y guiones muy bien elaborados, por eso las dificultades de llevarlo a cabo con regularidad (una temporada tuvo 37 capítulos y otra tan solo 7) en la TV nuestra de cada día. 
Lo bueno del unitario es que trató de no victimizar o justificar asesinatos plantándose en la fácil vereda del feminismo absoluto. Cada caso es un mundo diferente: hay muertes por venganza, traición, desamor, por interés y hasta las hay sin motivo aparente.  Sobre el final se daban datos sobre la sentencia o destino de las asesinas.

Para mí, el mejor de todos los capítulos fue "Patricia Vengadora" que contó con Barbara Lombardo en el papel de asesina y en el que Mario Pasik, Nahuel Pérez Biscayart y María Onetto completan el elenco. 
Tómense 40 minutos y véanlo, que no tiene desperdicio y tiene de todo un poco.


Otro excelente y muy fuerte fue "Sonia Desalmada", protagonizado por Andrea Del Boca que secuestra a la supuesta amante de su marido, a la que encarna Malena Solda. Y para demostrar que de víctima a victimario hay un solo paso (no les quiero amargar el día, pero de vivito y coleando a moribundo también lo hay) entre los sorprendentes por el giro sobre el final destaco aquel en que la asesina es justamente Malena Solda, llamado "Mónica Acorralada".
Hay algunos en los que se puede rastrear el caso real en forma fácil, como el de Emilia Basil, aquella buena señora que en la década de los setenta cocinó a su amante y lo sirvió en un restaurante de Buenos Aires ¡Buen provecho!; o el clásico de envenenamiento de Yiya Murano para no devolverle la guita a las amigas ¡A su salud! que protagonizó Nacha Guevara y que la misma Yiya se encargó de cerrar.

Ah, y casi me olvido ¡Feliz Primavera!

Acá abajo pueden recomendar su preferido, si es que lo tienen...

viernes, 4 de septiembre de 2015

Retazos de Woody II

Así como vimos la relación entre el film "Matchpoint" y el libro "Crimen y Castigo" de Dostoyevsky; hoy es el turno de la película La Rosa Púrpura del Cairo de Woody Allen y la idea de base, que va sobre la dualidad existente entre el mundo real (de actores y espectadores, el mundo en el que ustedes están leyendo esto) y el mundo ficticio de los personajes (mucho gusto).

 "La Rosa..." es una comedia de fantasía romántica del año 1985 en la cual el personaje de una película que se proyecta sale de la pantalla hacia el "mundo real".


La película está situada en Nueva Jersey durante la Gran Depresión y cuenta la historia de una camarera llamada Cecilia (Mía Farrow) que va al cine para escapar de su triste vida y de su abusivo esposo llamado Monk (Danny Aiello), un tipo detestable a quien ha intentado dejar en numerosas ocasiones sin éxito.
La película que suele ver Cecilia es la ficticia The Purple Rose of Cairo, en la que el arqueólogo Tom Baxter (Jeff Daniels) es llevado por unos amigos a Manhattan y allí se enamora de una cantante en un club.

Después de que Cecilia se sienta a ver la película varias veces, Tom, fijándose en ella, pega un salto rompiendo los límites de la pantalla y emerge en blanco y negro al colorido "mundo real" en el que Cecilia lo lleva de paseo por Nueva Jersey. Más tarde, él la lleva a la película (a la ficción) y tienen una gran noche en la ciudad dentro de la película. Pero el abandono de la cinta que el personaje realizó ha causado algunos problemas y cuando el productor se entera vuela a Nueva Jersey con el actor Gil Shepherd (el actor de la "vida real" interpretando el papel de Tom en la película, también interpretado por Jeff Daniels). Esto configura un inusual triángulo amoroso entre Tom (el personaje), Gil (el actor) y Cecilia. Ella debe elegir entre ambos y el final... que es impecable, me lo guardo. 


¿Dónde se puede rastrear esta idea del "salto" de la ficción a la realidad y viceversa?
Como estructura narrativa hay que resaltar un par de cuentos de Horacio Quiroga de mil nueve veintipico con este mecanismo: "El Espectro" y "El puritano". Hay incluso un cuento que escribió Woody que parece ser el boceto de "La Rosa...". Se llama "The Kugelmass episode" y va de un profesor de humanidades que entra físicamente en el mundo de la novela Madame Bovary para sacar a la dama imaginada por Flaubert y pasearse juntos por el "mundo real".
En otras artes hay que destacar el cuadro "La Meninas" de Velázquez, que al introducir un espejo en la escena, introdujo a la vez al personaje que observa la escena, introduciendo a la vez al espectador dentro de la escena, introduciéndome a través de este relato, que a la vez los introduce a ustedes que lo leen, y fíjense si no hay alguien viendo a ustedes, porque también será introducido... en sentido figurado.

Otros antecedentes fueron "La linterna mágica" una obra experimental Checa que mezclaba imágenes proyectadas con ballet y "La amante del teniente francés" film de Karel Reisz de 1981.

Pero vamos a los antecedentes más lindantes (no cronológicamente, sino por su similitud en la trama) a la idea de Woody. Así como se dice que cuando se proyectaba "La llegada de un tren" de los hermanos Lumière la gente saltaba despavorida de sus butacas creyendo que la máquina atravesaría la pantalla hacia el "mundo real", en Sherlock Jr, largometraje de Buster Keaton de 1924 (que, con justa razón, no se cansa de recomendar el amigo de esta casa JLO y que se encuentra en el borde superior derecho de este Blog), parece llevarse al extremo esta sensación con el personaje entrando y saliendo de la pantalla. En este se da una situación muy similar a la que plantea Woody en su film tanto que por momentos, a favor del blanco y negro de la época, parece ser un mero homenaje a la obra de Keaton.

Seis Personajes en busca de un autor es la obra maestra del dramaturgo y escritor Luigi Pirandello, y es la que yo elijo como preferida para este análisis. Estrenada en 1921, voy a resumir su trama: 

Cuando se está representando una comedia se presentan en el escenario sus personajes. Sorprendido, el director de la obra escucha que ellos vienen en busca de un cualquiera que quiera darles "realidad" en su obra ya que su problema radicaba en que todos ellos procedían de la fantasía del escritor quien después de concebirlos en su imaginación no los pasó al papel y así no los inscribió en una obra. Por eso están allí, anhelados de existir, de consumar y manifestar su propio destino; y como en el teatro no hay ningún autor, insisten para que el Director de la compañía los vea y los ayude a dar forma en su drama. Con dicha finalidad, les relatan sus propias historias y cada uno va recreándola a su manera. 
Propuso innovadores procedimientos que fueron posteriormente influyentes fundamentos del teatro moderno, especialmente en el llamado Teatro del Absurdo.

Las discusiones que tienen los protagonistas del film que se proyecta con la gente que está viendo el film en "La Rosa...", tiene mucha semejanza con las discusiones del libro del amigo Luigi.

Durante las últimas décadas numerosas sátiras en comedias o series han basado su estructura en esta idea, recordemos aquel capítulo de Los Simpson en que Bart y Lisa entran al mundo animado de Tomy y Daly y viceversa.
Woody Allen retomaría la idea de "La Rosa..."  trece años más tarde en Desmontando a Harry, aunque en ese caso se mezclan los personajes de literatura (o de la imaginación del creador) en la vida del autor, pero que a la vez escribe sobre personajes basados en su propia vida ¡Grande Woody!

Vigilen sus monitores, en cualquier momento puedo cruzar el umbral...