sábado, 18 de noviembre de 2017

Entrevista a Luciano Sívori, escritor de la novela "El Alma Dividida"

Luciano Sívori, escritor y dueño del blog Viajar Leyendo: críticas express , tan interesante como variopinto, me envío muy amablemente su segunda novela editada, "El Alma Dividida". Luego de leerla necesitaba hacerle algunas preguntas. Acá van:


*Por tu blog  fui sabiendo de tu viaje a España. ¿Cómo llegaste a editar en Cuanto Te Quiero? ¿Cómo fue tu experiencia en el concurso “Vuela La Cometa”?

Cuando empecé a sentirme un poco más confiado con mis escritos, comencé a probarme en concursos literarios. Hay de todo, los hay chiquitos, más grandes, con premios monetarios o no, con envío por carta o por e-mail, locales, internacionales. Lo cierto es que probé un poquito con cada uno y me sorprendí al darme cuenta que estaba ganando premios por algunos cuentos.

El paso siguiente, y lógico, fue enviar mi segunda novela, “El Alma Dividida”. La primera ("Un Verano para Recordar") la había publicado con muchísimo esfuerzo con una editorial local (EdiUNS, Bahía Blanca), y quería que la segunda pudiera tener un poco más de impacto y difusión.

A “El Alma Dividida” la presenté en varios concursos, incluyendo algunos grandes como Planeta o Clarín. Un día me llamaron los organizadores de “Vuela la Cometa”, un concurso internacional en Tarragona, España. Mi novela era finalista con otras dos. Si quería, podía viajar al evento y me pagarían el avión y el hotel. ¿Cómo no hacerlo?

En el evento conocí a muchísima gente y pasé una noche de nervios porque el ganador del primer premio (2.000 euros + publicación) se anunciaba al final de la noche y por un sistema de puntajes. Finalmente mi novela quedó segunda. Sin embargo, almorzando con los organizadores esa noche (que también llevan adelante la editorial “Cuanto te quiero”) me dijeron que mi novela les había gustado mucho y que, de todas formas, querían publicarla.

Así que tuvimos algunos intercambios de e-mails para revisar algunas cuestiones de estilo y forma y finalmente salió publicada.

La experiencia en Tarragona fue increíble. Viajé solo, hablé con muchísimas personas, conocí historias de vida y finalmente me llevé algo con lo que sólo todos los escritores sueñan: ver su obra en papel, en las estanterías, publicada y disponible para todo el mundo.


*Lo primero que sentí al leerla es una descentralización geográfica, un continuo viaje que, supongo, tiene mucho que ver con tu lugar en el mundo, ¿donde vivís? ¿Dónde viviste? ¿En qué lugar te criaste?

Sí, los viajes son un motivo fundamental en mis novelas y también lo son en mi vida. Mi primera novela (“Un verano para recordar”) ocurre en Puerto Madryn y en Neuquén. Esta segunda: en Necochea y en Neuquén. La tercera, que terminé de escribir y estoy editando, tiene lugar tanto en Bahía Blanca como en los refugios de montaña de El Bolsón. Hasta ahora viene siendo mi obra favorita y le tengo fe.

Vivo en Bahía Blanca desde que me vine a estudiar en la universidad en el 2006. Sin embargo, soy de Neuquén. Viví todo un año en Panamá, donde trabajé 6-7 meses en el país y otros 2-3 meses viajé por Centroamérica.

Si mi vida hubiese tomado otro rumbo (es decir: si no hubiera conocido a mi mujer, a quien amo, y hubiésemos formado una familia) probablemente seguiría vagando por el mundo. En enero me voy solo a conocer el norte argentino. Por más que me sea cada vez más difícil, quiero seguir viajando en la medida de lo posible.

En la novela aprovecho la temática del viaje para hablar de otras cosas, esta idea de encontrarse a sí mismo, del retorno al hogar, el viaje como pasaje de la niñez a la adultez, como escape, como salida de la zona de confort. Siempre escucho la gente que dice “amo viajar”. En realidad, aman estar en otro lugar fuera de su lugar. El viaje en sí, el transitar rutas, pasar horas arriba de autos, colectivos, aviones, el traslado en sí mismo, a nadie le gusta. A mí sí, me encanta. Son oportunidades únicas para encontrarse a solas con uno mismo, para leer sin distracciones, sin tecnología, con el paisaje del mundo como testigo.

*Conociéndote por este medio, se que en la novela no hay demasiado de autobiográfico, al menos no directamente, pero algunos detalles o huellas de vivencias propias vas dejando ¿qué porcentaje de autobiografía o tal vez de personajes cercanos a vos tiene el libro?

Una vez escuché que Stephen King comentaba que uno comienza escribiendo su propia vida en los libros, disfrazada, claro. Y que luego se va separando de esos elementos personales a medida que progresa. Yo no sé qué tanto me pude separar, porque mis novelas siguen teniendo un componente autobiográfico fuerte.

La primera novela era mucho más personal, pero “El Alma Dividida” tiene mucho de mí también. En algún punto, Alberto Arias es el alter-ego de algo que me gustaría haber sido. Yo toco la guitarra, tengo gustos musicales similares, soy muy reflexivo como él, soy de Neuquén, viajé por el mundo, etc. Incluso, algunas de sus anécdotas me pasaron a mí (como una que se menciona en el segundo capítulo respecto a una flaca que era una histérica, llorona, y me fui dejándola plantada).

Sin embargo, sí, como decís vos, esta novela no se caracteriza tanto por tener huellas de mis vivencias. Si tuviera que tirar un %, está más cerca del 10% que del 90%.

*Hay mucho de misterio, de policiales, de cine negro y series urbanas, hay algo de libros de aventuras… ¿Cómo definirías al libro?

Me gusta pensarlo como un drama con toques de policial negro. La parte policial comienza a hacerse evidente cuando el libro llega a la mitad y aparecen los verdaderos villanos de la historia. Pero sí, como decís vos, hay una mixtura importante.

Existe un misterio, hay aventuras, hay drama psicológico. Una vez un compañero escritor, con muchas más experiencia que yo, me dio un consejo invaluable que me guardo siempre. Me dijo: “Escribí de aquello de lo que te gustaría experimentar a vos mismo como lector”. Parece sencillo, pero tiene mucho de verdad. Yo soy mi primer lector, y quiero engancharme, sorprenderme con mis propios escritos. Por eso escribo suspenso, policiales, misterio, aventuras. Son los géneros que yo mismo sigo a nivel lector.

Al respecto, amo la ciencia ficción también, y tengo cuentitos del género, pero no me animé a llevar adelante una novela de sci-fi todavía. El género tiene sus reglas y es muy difícil. Todavía le tengo un poco de miedo.

*Las influencias literarias directas de “El Alma…” las encuentro en el Dr. Jekyll  de Stevenson pero también en el Dostoievski de El Doble, Los Hermanos Karamazov o Los Demonios. Incluso una de las frases que más me impactó –“A veces me siento como si tuviera un par de lobos peleando dentro de mi corazón…”- pareciera de Fiodor. ¿Qué  otras influencias podés mencionar?

Sí, totalmente. La influencia de Stevenson es demasiado evidente, motivo por el cual quise mencionarla directamente en la novela. La psicóloga le hace leer el libro al protagonista y se refiere directamente a la similitud de su situación. Creo que es la piedra fundacional de cualquier historia con doble personalidades. Leí a Dostoievski (Los Hermanos Karamazov es eterna, y muy disfrutable) pero me sorprendiste con esa referencia porque no lo tuve presente nunca.

Creo que el escritor es una bolsa de sus propias experiencias, sus lecturas, sus intereses. Es claro que en “El Alma Dividida” metí un poco de todo eso. Hay algunas escenas que las escribí con Tarantino en mente, por ejemplo todo el capítulo en el taller del padre de Alberto. Como intertextualidad también está la idea de Odiseo, el héroe griego, y mi hermano Tomás destacó que la trama le recordaba mucho a una película con Kevin Costner (Mr. Brooks. Yo la vi, pero no la tuve en mente tampoco, ¡por lo menos no a nivel consciente!).

A mí me gusta creer que hay algo del maestro King en el relato, especialmente en relación a Beta, cómo acosa al protagonista, sus apariciones fantasmales. Sin duda es el elemento más sobrenatural de la historia, y en algún punto me sonaba también al payaso Pennywise de IT.

El tema del alcoholismo en el padre de Alberto es también una referencia directa a King, quien sabemos escribió muchas de sus novelas hablando secretamente sobre su problema. Algunos de los pensamientos de Lucio son muy parecidos a las experiencias con el alcohol que cuenta King en su autobiografía “Mientras escribo” (por ejemplo, la idea de desesperarse cuando, en un restaurant, veía que un tipo no se estaba terminando su vino).

*La filosofía, sociología y la psicología tampoco escapan entre las inquietudes del libro. Hay mucho existencialismo y algo del eterno retorno. Las inquietudes de tu personaje Alberto (lo voy a afirmar yo que suelo visitar tu blog) son inquietudes constantes en tu vida. ¿Cuáles son tus principales inquietudes, tus gustos, tus “vicios”? ¿Cómo es el Mundo de Luciano?

Sí, absolutamente hay algo nietzscheano en “El Alma Dividida”. Si bien no puedo considerarla una novela filosófica, varias temáticas empapan a la trama. Yo soy una persona que se cuestiona mucho todo, pienso (flasheo, si querés) mucho en mi existencia. Me gusta hacerme preguntas más que buscar responderlas y soy muy inquieto internamente (en mi mente) como por fuera. Mi cerebro está siempre acelerado, incluso cuando duermo.

Mis gustos y vicios son varios. La gran mayoría los fui plasmando en el blog: animé, viajes, cine, literatura, filosofía, cómics (Batman, por sobre todo), videojuegos (retro, por sobre todo). Escucho mucha música en inglés y canto fuerte frente a todos, aunque moleste y, aunque no se transmita directamente en el blog, más antisocial que social. Es decir: no tengo problema en hablar de lo que sea con cualquiera, pero si me aburrís con tu charla, me voy. Me aburro fácil, de hecho. Prefiero estar solo (la paso muy bien conmigo mismo) que rodeado de gente que no me interesa en lo más mínimo. Tiendo a lo pragmático. Estoy en contra de la psicología. Me considero apolítico y no creo en Dios. Rara vez leo las noticias. Vivo, si se quiere, en un mundo de burbuja más que la persona promedio (en esto tengo muchas similitudes con Alberto). Igual que Alberto, soy bastante nostálgico. Muchas veces me encuentro a mí mismo rememorando el pasado, preguntándome qué fue de los días en los que tenía más amigos, más historias, más aventuras. Soy más racional que emocional, río muchísimo más de lo que lloro, pero pienso mucho más de lo que hago realmente.

Mi mundo es volátil, en constante conflicto con lo que soy y lo que quiero ser.  Sé que estoy cada día más cerca de la persona en la que me quiero convertir (me interesa mucho la docencia universitaria –soy docente de dos materias de Ingeniería Industrial, ah, porque soy Ingeniero Industrial, jaja). Me gustaría poder vivir de la literatura. Quiero tener más tiempo para estar con mi hijo, para poder jugar videojuegos, para poder viajar. Quiero poder vivir con menos plata, pero que al mismo tiempo no me falte nada. Hay días que quiero tirar a la mierda mi laburo de oficina de 8 a 5, pero también lo agradezco porque me da cierta estabilidad económica.

En fin, como ves, soy un manojo de nervios, de tensiones internas. Supongo que todos somos un poco así. El blog, en algún punto, es una de mis tantas válvulas de escape. Un espacio donde puedo ser yo mismo, escribiendo de lo que quiero, compartiendo lo que me interesa.

*Otra cuestión fundamental de tus personajes y situaciones es la mención de música, incluso hay un planteo filosófico acerca de la importancia del silencio o las pausas. Por ahí andan Pink Floyd, Red hot… No son elecciones casuales ¿cierto?

¡Bien ahí con esto! Ya son varios los que leyeron la novela e identificaron un leitmotiv como el silencio vs. la música. Por ejemplo, Alberto escucha mucha música para tapar las voces en su cabeza, Beta es una segunda personalidad insufrible que se la pasa diciendo chistes de mal gusto y malas palabras. (Ahora veo que hay una similitud importante con la peli “Baby Driver” de Edgar Wright, pero che, ¡mi novela fue primero!)

Yo lo identifiqué sólo mucho después, cuando hacía revisiones. Soy de los que creen que uno tiene que ir escribiendo y los simbolismos van a ir llegando solos. Para mencionar de nuevo a King, un maestro para mí aunque él no lo sepa, él decía que se dio cuenta que había colocado un simbolismo importante con el color rojo en “Carrie” cuando su editor se lo mencionó. Son procesos inconscientes. Acá me pasó igual.

No hay elecciones casuales ahí. Todos los temas que se mencionan estuvieron pensados. Yo soy de imaginarme la novela como una película, y las escenas donde mencioné temas, las musicalicé inmediatamente.  Por ejemplo, la escena en la que entran los malos y Beta le pide un tema a Alberto, un tema “adecuado”. Finalmente van con Paint it Black (“I see a red door and I want to paint it black…”). Capítulos después, Alberto encuentra a su hermano detrás de una puerta roja. Cuestiones así abundan en la historia.

Y sí, todos los temas son míos también. Música que me encanta.

*¿Qué canción recomendás para que suene luego de esta pregunta? ¿Sympathy for the Devil? ¿Alguna de Blood Sugar Sex Magic?

Emmm… vamos con una que es de mis temas de cabecera para viajes en auto, y que va muy bien con la novela: “Carry on wayward son”, de Kansas.

*¿Cómo te sentís ahora con “El Alma Dividida”, publicada? ¿Qué reacciones recibiste de los lectores?

Mirá, es una sensación rara. Por un lado estoy feliz sabiendo que la novela puede adquirirse en papel. Aunque, por otro, la novela se editó en España, y es allá adonde se distribuye. Yo tengo algunas copias que me mandó la editorial, pero lo cierto es que es una novela muy argentina y mis amigos, familiares o lectores argentinos no pueden tenerla fácilmente.

Estamos hablando con la editorial para ver qué posibilidades existen de traerla acá. Todo depende de cómo le vaya allá. También me da un poco de desconfianza el hecho de que la editorial es muy nueva, muy “novata”, si se quiere. Le han puesto mucho corazón a la publicación, pero les falta impulso para saber cómo llevarla. La distancia no ayuda.

Reseñas oficiales en blogs o medios todavía no he tenido la suerte de recibir (quizás seas de los primeros). Yo envié una copia a algunos blogueros amigos y le pedí a la editorial que envíe copias a algunos blogs de reseñas literarias que sigo en España. Aún no he tenido la fortuna de leer algo respecto a mi obra.

Sí, a nivel informal, gustó mucho, por suerte.

No es una historia perfecta, pero creo que toca algunos temas contemporáneos fuertes, es una aventura llevadera y tiene buenos momentos de acción y suspenso. Es una novela que yo leería y disfrutaría, y los lectores me han dicho eso mismo también. Obviamente que a mis amigos y familiares les encantó, pero ese tipo de críticas nunca me terminan de llenar porque es medio obvio que van a decir eso, jajaja.

*¿Qué escritores contemporáneos recomendás?

La cuestión es qué considerar “contemporáneos”, jaja. Yo leo mucho y muy variado. Eso queda evidenciado en el blog, donde mis reseñas literarias puentean entre varios géneros. El problema es que no tiendo a leer a un solo escritor de forma violenta. Es raro que lea más de dos obras de un mismo autor en un periodo corto de tiempo. Hay gente que se copa con Murakami y se lee todos sus libros. Yo leí dos hasta ahora, y me gustaron bastante. Estoy por comenzar otro.

Quedo re pesado, pero King sigue siendo un escritor fuerte, y quizás el más importante de nuestra época. Me gustó mucho, por ejemplo, su novela “Joyland”. Este es el segundo año que leo una de “La Torre Oscura”. En enero creo que encaro la tercera parte. Stephen King es el autor que más leí, sin duda, unas ocho, nueve o diez novelas…

Hace poco tuve la posibilidad de leer “Madagascar”, del argentino Luis Benítez, y la disfruté un montón. Desconozco el resto de su obra, pero ésta es una aventura de piratas que te lleva de vuelta a la infancia, a historias como “Un capitán de quince años” y “La Isla del Tesoro”.

Todavía no leí algo de Mariano Pereyra que no sea maravilloso. Es un escritor argentino. En el blog reseñé una antología de cuentos hermosa y su novela “Escorpio”.

En el ámbito local –de nuevo, no sé si considerarlos contemporáneos– tengo un cariño especial por Bioy Casares, quizás el escritor con la bibliografía más perfecta, César Aira (genio total), Manuel Peyrou (un escritor argentino fascinante que la historia parece haber olvidado) y Cortázar. Me gusta Borges, claro, pero no lo tengo en un pedestal como la mayoría.

Por último, te menciono a Kurt Vonnegut. Su novela “Cuna de Gato” me voló la cabeza, y según he leído, toda su obra es impresionante. Quiero poder leer más de él.

*¿Se vendrá otra novela? ¿Cuáles son tus próximos proyectos como escritor?

Se viene, se viene. No quiero dar muchos detalles porque la estoy terminando de revisar y ya la mandé a algún que otro concurso. Es una historia muy loca porque el protagonista es, ahora, una chica. En general pongo a hombres de protagonistas, por lo que esta nueva novela fue un desafío gigante. Nuevamente, los viajes tienen un rol fundamental. De nuevo, no puedo dar muchos detalles (#misterio).

Ahora en diciembre se publica “The Final Analysis”, un cuento policial mío, en la revista Ellery Queen Mistery Magazine. Esta es otra historia loca, de esas que me ocurrieron gracias al blog. Resulta que en esta nota hablé de uno de mis relatos favoritos de todos los tiempos: “Invitación a un crimen”

El autor, un tal Josh Pachter en EEUU, leyó la nota y me agradeció mis palabras (habla bien castellano). Estuvimos intercambiando e-mails y él me invitó a escribir para la EQMM. Tenía un cuento en mi cabeza, que es el que le terminé presentando. La novedad fue que se convirtió en mi primer relato escrito en inglés (si bien yo hablo bien inglés, Josh me ayudó con la traducción, porque escribir literatura en inglés es otra cosa).

Finalmente, la EQMM me compró el relato, y ahora finalmente se publica. Es un pasito chiquito, pero emocionante.

Luego tengo otras muchas historias escritas que estoy queriendo publicar de algún modo. Me gustaría poder armar una antología de cuentos para alguna editorial importante. Tengo suficientes textos para hacer algo más o menos grande. Muchas de mis mejores historias (en mi opinión) están guardadas en mi PC, a la espera de que algo les pase. El objetivo de estos próximos meses es lograr hacer algo más con ellas.

En el medio sigo enviando cuentitos a concursos y me llena de satisfacción saber que sigo ganando algún que otro premio. El trabajo de escritor es muy solitario, y son estas cuestiones (ir a una entrega de premios, ser reconocido como escritor, intercambiar experiencias con otros del medio) las que vuelven al trabajo algo más social.

Justamente, este finde viajé a Necochea para recibir un premio por una segunda mención de honor.

*¿Cómo puede adquirir "El Alma Dividida" quien esté leyendo esto, de una manera diferente a la mía, y por lo que tanto te agradezco?

Los que viven en España la tienen más fácil, porque está disponible en muchas de las librerías más importantes del país. Sé que también se puede pedir por Internet, en sitios como Amazon, Agapea, etc. La otra opción es contactarse con la editorial (http://cuantotequiero.es/libros/el-alma-dividida/) o conmigo a mi correo electrónico, y yo veo qué puedo hacer (lucianosivori@gmail.com)


Más información en este link:

domingo, 12 de noviembre de 2017

Obsolescencia no tan Programada de un Post

Una de cal.
Hace un mes y algo cumplí un sueño, taché un deseo. ¡Los Who tocaron en Argentina!

Tan poco populares por acá que si no venían junto con los Guns ´N Roses (que cerraban la noche) creo que nunca llegaban. En el viaje aventuré un 70/30 porcentaje de público a favor de los Guns. Cuando arrancaron los Who percibí que se desdibujaban hacia un 80 % / 20 %, y al sonar el primer acordé de los Guns no me cabe duda de que éramos un 90/10.



La cosa es que esto va de algo filosófico ¿para qué va a servir ahora este viejo post olvidado y obsoleto de hace 7 años

Antes al menos uno escribía "The Who en Argentina" en el buscador y entre todas las notas acerca de aquella cancelación de 2007 (no me chamuyen con que no había estadios en Brasil, no se había vendido más entradas que la de Aldo, la mía y la de algún que otro loco como mi amigo Carlitos). Decía que entre todas esas notas del 2007 aparecía ese desapercibido post.

Bueno, como fuere, de esa lista ficticia que yo aventuraba (con un inicio poco usual en estos últimos años, aunque sigo pensando que funcionaría mejor) me faltaron pocas.
Veamos. Esta fue la lista que sonó el pasado domingo 01 de octubre de 2017 en el Estadio Único de La Plata bajo una lluvia intensa y sin pausa, voy tachando las que se encontraban en mi vieja entrada:

  1. Play Video
  2. Play Video
  3. Play Video
  4. Play Video
  5. Play Video
  6. Play Video
  7. Play Video
  8. Play Video
  9. Play Video
  10. Play Video
  11. (with snippet of "Tattoo" and "… more )
    Play Video
  12. (with snippet of "Captain… more )
    Play Video
  13. Play Video
  14. Play Video
  15. Play Video
  16. Play Video


¿Cómo cierra este post que, pasado un tiempo supongo también se convertirá en obsoleto? Momento, ¿Un post  no es ya de por sí algo obsoleto?
Vamos con algunas de las pocas canciones que me dejaron con las ganas ¡todo no se puede, mi viejo!:



Los Guns me sorprendieron para bien, pero bajarlos del escenario precisaba de francotiradores... no debe ser muy difícil atinarle a la actual metamorfosis de Axl. Luego de sus más de tres horas de show, lluvia, frío, muerto a laburar y a acostarse luego de 40 hs recién el lunes a la tarde.. Al despertar aquel martes, querido, me entero que palmó Tom Petty.

He ahí la de arena.


domingo, 5 de noviembre de 2017

Me voy corriendo a ver II

Desde el 103 tomé esta foto en Villa Madero:



Si querés saber bien de qué va la cosa deberías empezar por acá.

Algunos míos, otros de JLO, anti-ricotero pero con los ojos ciegos bien abiertos, y otros de la web (si alguno quiere reclamar algún derecho ahí debajo está el libro de quejas a vuestra disposición).


JLO (Luján)






JLO

Frodo (Mataderos)



Frodo (Almagro)



Frodo (Tapiales)






Y nos vamos por ahora con:




Para sumar a la caja de frases ricoteras: frodoblog@hotmail.com

domingo, 29 de octubre de 2017

Dosenuno

Temas que fueron grabados o interpretados en un principio por separado, y hoy en día conforman (o deberían conformar) una sola canción pegada. Una atrás de la otra, como trompada de loco. Una pincelada.



Cuando Bob Marley y los Wailers editan el disco Catch a Fire en 1973 ya eran estrellas en Jamaica y estaban anunciando apenas su enorme poderío internacional que se vería catapultado en los siguientes discos. Una de sus canciones, la dramática y perturbadora No more trouble, tenía los nutrientes suficientes para la conquista global. Pero le faltaba algo...

Años más tarde, la letra de War (del disco Rastaman Vibration de 1976) que deriva de un discurso que dio en la ONU el emperador etíope Haile Selassie I -el Ras Tafari Makonen-, se convirtió en una declaración de principios del reggae; a los que este sitio adhiere sin la cantidad de pelo suficiente como para lograr una sola rasta. Pero adherimos.

¡Oh, diosa Ironía! con la muerte repentina de Bob hubo una “guerra” por los derechos de esta canción.

¿Como debe ser interpretada por siempre: War / No More Trouble en todas partes del mundo, en las más oprimidas y en las afortunadas? La resignación combativa de la primera parte levanta al final con el optimismo de la segunda y la música y coros presenta una amalgama perfecta. 
A partir de los 4 minutos empieza la transición de una a otra: 

En el proyecto Playing for Change también así lo entendieron, y le pusieron muchos coros al traspaso, soldadura que debería ser eterna.

Los hijos de Bob Marley, que se calcula conforman casi la mitad del planeta, y muchas bandas que hacen el cover, así lo interpretan hoy en día.


Tengo muy en claro cuál es el siguiente caso Dosenuno... volveremos volveremos

lunes, 23 de octubre de 2017

El orden que se debe mantener

Por ser aquella mi primera vez observé atento, y sé exactamente cómo en un instante todo sucedió. 
Solo observé. Y fue un hola buen día a toda la sala, orejear a derecha e izquierda, voltear completo para encontrarme con una pared de azulejos color mostaza desatinado que tenía un mísero almanaque de propaganda, y volver con la incomodidad del que es observado por todos y no sabe qué hacer. La sorpresa por la ausencia de máquina expendedora de números para turnos, la espera.
Los experimentados (ahora lo sé) preguntan a voz en gola quién es el último, acomodando el orden que se debe mantener. Aún con Pepito en mis brazos alguien me anotició que venía después de Lennon. Y antes había llegado Rancho, Nicolito, Keeper, Colita, Jackie y Kimba (que entraron juntos), India, Edmundo y la Micha.
Hacía calor en la sala, y el olor a lejía evidenciaba que el local necesitaba ventilación. El noticiero en  la pequeña TV era de inclinación nazi sensacionalista, el tránsito en la calle era el típico de viernes a la tarde, agitado. La cara de rope de la recepcionista nada tenía que envidiarle a la sala, y un teléfono sonaba lejos.
Te digo que lo vi todo y fue un instante.
Un tipo de camisa a cuadros llegó con El Titán en una de sus manos e inició el bardo. Vio la cantidad de pacientes y con cara de gil se tiró el lance y encaró hacia los consultorios. Saltó la bronca.
Un morocho grandote que se jactaba de tener siete ovejeros junó al cheronca de camisa a cuadros y le salió al cruce, hubo un empujón y el amague de un cabezazo tucumano. La vieja por el susto pegó un grito agudo y las dos chicas con tatuajes de los Beatles trataron de mediar pero el que atiende en Niccolo se ve que venía caldeado por la rutina y metió el primer tortazo. Un gordo con cara de cliente molesto soltando la correa le saltó al cuello desde atrás pero antes de que se diera cuenta recibió un carterazo en el lomo, volaron cosméticos, un cepillo y tickets de peajes. Por el otro rincón una rubia cara de alcahueta discutía con uno de bigotes con manchas de nicotina, el jubilado de la biaba se puso de pie y sostenía del mameluco a un flaco con las manos resecas dispuestas a golpear. La recepcionista agitaba los brazos. Vi una piña por allá y patadas más acá, anillos enredados en pelos, un espejito roto en el suelo, hubo gritos.
Te juro que lo vi todo y fue tan solo un instante que no me dio tiempo a nada.
Pepito tenía las orejas hacía atrás y miraba de reojo a Colita que, sumiso, se había echado. La Micha ni se movió dentro de su litera. Nicolito se hizo una bola en el rincón y un poco temblaba, al tiempo que Rancho jadeaba tras el bozal y Lennon saltaba y se subía a uno de los asientos, porte atento. India movía el rabo con docilidad. Keeper y Kimba no hicieron otra cosa que rascarse. Jackie  aprovechó la correa suelta para olerle el culo a Edmundo, y El Titán por suerte cayó parado.

miércoles, 18 de octubre de 2017

El Señor de las Barajas XIV

Desde el Conurbano bonaerense dicen presente los dos flamantes novel.
Eme Cé, doña del blog And I´m Calling... al que arribé hace muy poco, me envió este hallazgo a los gritos de ¡La vi y me acordé de tu post. Había salido a hacer las compras y no llevé el celu, imposible no volver a buscarlo!
Balbín y F.I.N.C.A. (Ciudad Jardín)

El otro debutante, el amigo Rulos, desde la República Autónoma de Munro me envió estos disparos de su arma de repetición.
(Munro)

Ponemos música. Canción sobre barajas, nombres de calles de Ciudad Jardín que caminé, Che Guevara, ombúes encerrados que conocí, conurbano... Los Piojos:


Continuamos con El Matado, dueño de El Fuego de Prometeo, y que ya había salido en una entrega anterior, en la que el Tío Lampo había enviado una instantánea ¡desde la misma vereda!... ¿se jugará mucho al póker en Los Tribunales?
Uruguay y Viamonte (Tribunales)

Nuestro contacto en Cataluña, Borgo (el artista antes conocido como Miquel), con gran actividad en esta edición me envió esta ¿baraja o funda de barajas? suelta entre libros.
Parque Güell (Barcelona)

Otra que me envió no es propiamente una baraja callejera pero la imagen es muy representativa de la situación particular que se vive en Cataluña. Excelente Borgo ¡muchas gracias!

Y sobre el cierre de la edición metió por debajo de la puerta estos dos hallazgos, que con apenas una diferencia de  un par de días, dos 8 de espadas diferentes se han cruzado en su camino ¡vaya casualidad!
En su investigación me aclara que el 8 de espadas anuncia gran actividad con resultados felices... él luego nos contará si su oráculo callejero se ha cumplido o no.


Ahí van las mías canejo:
"Comodín acomodao"
Salguero y Honduras (Palermo)
"River tras las rejas"
Guanela y Curapaligüe (Tapiales)
"El Mal Estacionao"
Acuña de Figueroa y Lavalle (Almagro)

Antes de pasar a Nuestro Héroe (ya saben quien es), hablaremos de tamaños. Claramente yo salgo perdiendo con este petit cinco de oros entre propaganda política, proselitismo religioso y golosinas varias.
Altolaguirre y Donovan (Tapiales)

La cuestión es que mi amigo Darío Metal (que Uds conocen de la entrada anterior y de esta otra lluvia de barajas), me envió la siguiente baraja publicitaria. Pueden meterse en esa web y ver cómo se diseñan las barajas de fantasía que luego encontraremos desperdigadas por las calles. Lo importante: he ahí el tamaño del volante publicitario -derecha- comparado con una baraja estándar -izquierda-.
(San Martín)

¿Hablamos del Héroe? Cuando parecía que Darío se llevaría el premio a el que tiene la más grande, JLO aparece con este otro Rey de la Milanga. Gran foto gran. Ofertón.


Otros encuentros de Nuestro Héroe:
(¿Barracas?)

(San telmo)

Nuestro Héroe pregunta ¿Valen estas?

¿Y estas?


Y después no pregunta nada, Nuestro Héroe da la siguiente respuesta lógica:
¿Sabés por qué las barajas de Los Simpsons siempre andan de a pares?...
Con cada golosina Tembleke vienen 2 de las 50 cartas coleccionables.
Queda claro que los pibes angurrientos y despreocupados de colecciones
Se morfan la golosina y descartan los Simpson

Y nos despedimos hasta la próxima con este nuevo récord, ¡57 barajas en un solo encuentro!
Montes de Oca (La Boca)



Record Olímpico.
Así Nuestro Héroe le sigue dando vida a esta sección y humillando.
Pueden felicitarlo o insultarlo firmando ahí debajo...