"También ríen en los charcos los inmundos renacuajos cuando rozan el plumaje de algún cóndor que cayó" - Mis harapos

PUBLICIDAD- Mi otro Blog: Recortes Redondos

PUBLICIDAD- Mi otro Blog: Recortes Redondos
Colección de todo lo que tenga que ver con los Redonditos de Ricota

sábado, 11 de septiembre de 2010

LA SUTIL MATERIA DE UN POEMA CONCLUIDO

El Adán Buenosayres de Leopoldo Marechal se divide en siete "libros", los cinco primeros forman la novela y los dos restantes, el VI ("El Cuaderno de Tapas Azules") y el VII ("Viaje a la Oscura Ciudad de Cacodelfia") funcionan como apéndices.
Tiene mucho de autobiográfico, con nombres en clave (Pereda es Jorge Luis Borges, Samuel Tesler es Jacobo Fijman, Schultze es Xul Solar, el petiso Bernini es Raúl Scalabrini Ortíz, Solveig Amundsen es Norah Lange, etc). Fue escrito entre las décadas del ´30 y ´40 del siglo pasado y generó un lenguaje particular, una forma totalmente nueva de escribir por estos pagos, llevando a la obra por los terrenos del humor, la tragedia o el sainete. Marechal declaró que tomó a la novela como lo "sucedáneo legítimo" de la epopeya y que al escribirlo no entendió salirse de la poesía.
En el relato una gran angustia signa el andar de Adán...la misma que caracteriza a los argentinos, eso que algunos llaman melancolía y otros resignación. Así Cielo y Tierra se convocan en el Villa Crespo de la década del ´20: ángeles de cemento, incubadores de barrio, neocriollos y numerosos personajes que sólo Marechal, "el francotirador literario", pudo crear. Homenaje al barrio, a ese lugar que es así porque es para uno; a esas cuadras que siempre se recorren y se redescubren, esas que son sagradas y que encierran el sentido de la vida.
Y en la novela son las cuadras que van desde Monte Egmont al 300 (hoy Tres Arroyos), Gurruchaga hasta Triunvirato (hoy Corrientes) y Canning (Scalabrini Ortíz) hasta Warnes.


Al leer el Adán por primera vez y siendo muy joven, Tornillo quedó obnubilado con el lenguaje que manejaba y el tipo de cosmovisión que presentaba. Pero con la relectura la oscura nube se hizo presente sobre su cabeza. Y hasta Villa Crespo se fue con la esperanza de realizar un bonito trabajo antropológico: recorrió las calles, hurgó los umbrales, giró en las ochavas mitológicas. Pero para llegar hasta Él es necesario un trabajo arqueológico mucho más intenso. El barrio está allí; Adán está ahí...sepultado, pero esperando.












Como dijo Cortázar en 1949: "...a los más jóvenes toca ver si actúa como fuerza viva, como enérgico empujón hacia lo de veras nuestro. Estoy entre los que creen esto úlimo y se obligan a no desconocerlo".



9 comentarios:

  1. Con cierta vergüenza he de decir que no conozco a Marechal, así que, como penitencia, me impongo buscar todo lo "encontrable" sobre su vida y su obra. Voy a tener que actualizar mis conocimientos sobre la literatura americana escrita en español.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mirada... gracias por pasar y dejar la primera huella por acá.
      Creo que de iniciarte en Marechal, deberías hacerlo justamente por esta novela, el Adán Buenosayres. Eso sí, te advierto que es un ladrillo importante, es libro extenso. Antes de meterte en esta aventura tal vez tendrías que probar con alguno de sus libros de poemas o con alguna de sus obras de teatro, y de gustarte ir por las novelas.
      Cualquier recomendación o consulta avisame. Marechal es estrella guía en este blog, aunque lo tengo un poco relegado (debería dedicarle una nueva entrada)

      Saludos!

      Eliminar
    2. El meollo del asunto no es que la novela pueda resultar un ladrillo, que eso no me arredra, sino que encontrar obras de Marechal en donde resido no es tarea fácil. Pero -tozudo que es uno- nada es imposible.
      Ya te contaré.

      Eliminar
  2. No he leído mucho a Marechal. De Adán Buenosayres leí algunos fragmentos en libros de antologías.
    He leído dos obras de teatro, Don Juan. O es lo que recuerdo ahora. Y Antigona Vélez, cuyo recuerdo más fuerte es de las tres brujas, descritas como jóvenes y bellas a lo maligno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las obras de teatro de Marechal son excelentes. A mí me gusta mucho "La Batalla de José Luna".
      En estos días hojeé "Megafón la Guerra" novela que tengo medio olvidada, pero es la mejor después del Adán. Lee este extracto de la introducción:

      "Vuelvo a sentir esa furia del verbo que me asaltó en algunas fronteras de mi alma laborante y que se traduce por algo así como bronca demiúrgica".

      Abrazo Demiurgo!

      Eliminar
  3. Buenas, Frodo: llego acá desde el futuro de la entrada impulsado por la curiosidad (llamarlo ignorancia sería más justo y apropiado, quizás, pero menos elegante) de saber más de Marechal, del que hasta ahora mismo ignoraba todo.

    Leo que recomiendas sus obras de teatro y eso, Frodo, para mí, es una adicción, así que agradecería recomendaras títulos para que pueda buscarlos a este lado del océano y si no, por donde sea.

    Miro las fotos que acompañan y me quedo asombrado:¿Las hiciste un domingo a las siete de la mañana?¿Dónde están esos argentinos? ¡No veo a nadie!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Marty Mc Fly?

      A ver... tenés varios caminos con Marechal. De sus tres novelas "Adán Buenosayres" es el plato fuerte, su obra maestra, pero es un ladrillo.
      bastante gordo. "Megafón, o la guerra" vendría a ser una segunda parte con algunos otros personajes, que también saltan a sus obras de teatro.
      De estas obras "Antígona Vélez" o sino "La batalla de José Luna" puedes buscar, son las mas conocidas.
      Y de sus libros de poemas puedes optar por cualquiera, todos tienen ese mundo marechaliano característico. Aunque en este caso puedes buscar los audios que él mismo dejó grabados y que han editado en discos.

      https://www.youtube.com/results?search_query=marechal+poemas

      Estoy casi seguro que fue un domingo, y te puedo asegurar que es el único día que las calles de Villa Crespo se ven así, durante la semana es un hormiguero de gente.

      Abrazo y muchas gracias por tu interés amigo Josep!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Segundo abrazo lopariense del día
      Se agradece Sudaca!

      Eliminar

Amar sin ser amado, es como limpiarse en esta entrada sin haber comentado