sábado, 14 de febrero de 2015

Plagio di Plagio IV (Serú Gyryn)

Para demostrar que acá no le tenemos miedo a nadie. Que no letuvimos miedo a Zeppelin, a Nirvana, ni siquiera a los de Turf que los tenemos mucho más cerca. Tampoco le tendremos miedo a un peso pesado del rock argentino, aquella virtuosa banda que formaron Charly García, David Lebón, Pedro Aznar y Oscar Moro a fines de los setenta y principios de los ochenta y que dejó una marca por su calidad a las futuras bandas de rock argentino.
En 1980 Serú Girán edita el disco Bicicleta, aquel que tenía "Canción de Alicia en el país" de la que ya nos ocupamos en otro sentido. Ese  gran disco cerraba con “Encuentro con el Diablo”. Escuchemos:

 Es un buen tema, la letra es interesante y el ritmo, el ritmo… bueno, suena un tanto parecido a algo que sonó en el sur de EEUU seis años antes, en 1974.
Lynyrd Skynyrd (nombre derivado de Leonard Skinner, un conservador profesor de gimnasia al que sufrieron los miembros de la banda) sentía que mucha gente consideraba todavía al sur de yanquilandia como un sitio barbárico en donde el racismo, la marginación y la pobreza estaban a flor de piel. Con la canción Lynyrd le respondía en forma directa al canadiense Neil Young quien había escrito varios temas denostando al sur (Souther man y Alabama como principal ejemplo) y por eso la titularon “Sweet Home Alabama”, canción que se convirtió rápidamente en himno de la región.

 El tema generó gran controversia, incluso fue considerada racista, al parecer se habían pasado de la raya con el contraataque desproporcionado. Pero sucedió que a Neil le gustó la canción y al final hicieron las paces. Tanto así que luego de la muerte trágica de varios de los Lynyrd en un accidente aéreo, Neil Young intercalaba Sweet Home en las interpretaciones en vivo de Alabama. Y como se decía que al cantante de Lynyrd lo habían sepultado con una casaca de Neil, parece ser que un fanático quiso comprobarlo profanando su tumba (esto último aún no está chequeado por el editor de esta nota, y las rotativas no pueden detenerse).

 No sé si Charly percibió que el afano era demasiado evidente (incluso el punteo de guitarra tiene similitudes) y quiso aplacar las cosas o si fue un simple cover aparte; pero a finales de los noventa hizo lo que podemos llamar homenaje (y no plagio) de “Sweet Home Alabama” al que tituló directamente “Sweet Home Buenos Aires” incluido en su disco Demasiado Ego. Album registrado en vivo en un aquel show controversial en el que Charly pretendía teatralizar los Vuelos de la Muerte. La canción cuenta con arreglos y voz de Javier Calamaro.


Otros temas que han aparecido luego del de Lynyrd y que parecen rendirle homenaje muy cercanos al plagio son “Caña Seca y un membrillo”de los Redondos, “All Summer Long” de Kid Rock, “Werewolves of London” deWarren Zevon, y “Miña Terra Galega” de Siniestro Total.


Ustedes me dirán, ¡qué grande los Skynyrd, qué bien parados quedan después de esto! Yo les diría que escuchen este tema de los Stones de 1968.

Y por qué no este otro que justamente ¡Neil Young! Grabó en 1970.

Aunque el más sorprendente parecido es aquel otro de la banda Them (por donde ya había pasado Van Morrison) titulado "Let My Song Through" de 1971. Y con este nos vamos... 


12 comentarios:

  1. Muy exhaustivo tu informe. Algo de eso conocía la influencias marcadas de este tema de Seru Giran, casi diría una clonación musical. También conocía esa versión de Sweet Home Buenos Aires, que creo que le pertenece a Javier Calamaro, que incluso creo que incluyó en un disco solista. Estuvo como invitado de Charly, quien se me adueño de esa versión, a lo opacar a javier Calamaro.
    De paso, un recuerdo nostalgico para María Gabriela Epumer.

    Las otras canciones no me parecieron que tuvieran un parecido tan marcado, un poco más la de Rolling Stones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Demiurgo. Si, creo que la canción es de Javier y Charly se la adueñó después de ese show.
      Vaya un recuerdo para Gabriela ¡qué raro vos remarcando las presencias femeninas de las bandas! jaja
      Mirá vos, a la de los Stones no le tenía tanta fe, a mi se me hace la más "lejana" y la agregué por ser la más vieja, quizás el génesis de todo esto. Para mi la de Them es muy parecida, las apreciaciones son así.

      Eliminar
  2. Parece que tengo algo de tu entusiasmo por el bajo.
    Ya vas a entender a que me refiero. ¿Se pueden imaginar historias de ficción sobre este instrumento musical? Ya también lo vas a entender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que se pueden imaginar historias de ficción con el bajo. ¡Cuánta intriga me generás!
      Aguardo órdenes ¡Abrazo!

      Eliminar
    2. Un bajo y deseos concedidos provisionamente, con algo siniestro oculto. Es uno de los argumentos que propongo para desarrollar mi turno de Este jueves, un relato.
      ¿Te interesará escribir algo sobre eso?

      Eliminar
    3. Dale me anoto. Espero estar inspirado.
      Cualquier cosa te aviso pero supongo que para este jueves algo sale
      Abrazo

      Eliminar
  3. Una muy interesante aportación que, además, culturiza a mentes ignorantes de ciertos aspectos tal que la mía...

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, muchas gracias Borja. Digamos que así es.
      Abrazo

      Eliminar
  4. Calculo que la edad está haciendo estragos en mi memoria. Como en otros lugares u oportunidades, pensé que había comentado. Es que a veces leo las entradas antes de ir a laburar qué sé yo y dejo comentar para después...
    El llevarse líneas o fraseos de un tema para redondear uno propio parece más común de lo que uno sospecha.
    El sweet home BA se me ocurre una especie de cover y me gustó la versión de Javier Calamaro. Pero lo de encuentro con el diablo me sorprendió, aunque siempre le había visto algún tufillo más allá del azufre.
    Respecto de Encuentro... alguna vez escuché (o leí, sigo con la edad) que refiere a una cita (obligatoria) que el dictador Viola les hizo a Serú, Spinetta y algún par de rockeros más con la idea de congraciarse con ellos para captar los ánimos juveniles. El Flaco le propuso hacer un megaconcierto en la montaña no sé si en Tucumán o La Rioja y el viejo quedó patitieso con el dislate. Todo para hacerlo renegar.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad esa historia de que estuvieron cara a cara con el Diablo, pero como la edad empieza a avanzar también sobre mi no recuerdo detalles. Si fue como lo comentás, ¡un genio el Flaco!

      Eliminar
  5. Agrego: respecto de plagios hay dos que me resultaron especialmente resonantes. My sweet lord de George harrison, quien perdió el juicio según creo con una desconocida bandita californiana que tocaba la melodía tal cual y que George de paseo por allí se acercó a escuchar.
    Otro, menos relevante musicalmente pero que significó una tonelada en guita es el de la Lambada, choreado sin reparos a los hermanos Hermosa que tocaban ese caporal "Llorando se fue" hace añares. Tengo entendido que fue un periodista de Rosario que convenció al tipo (o a sus hijos) para que inicien la demanda. A ellos no les interesaba reclamar nada, estaban felices de que la canción fuese famosa.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de Harrison es uno de los plagios más conocidos, pero el tipo sacó un disco triple apenas se separaron los Beatles. ¡Se le permite ! Hay un chiste en los Simpsons que tiene que ver con eso. Él mismo pasa por la puerta de la taberna de Moe y al ver a los Borbotones tocando en el techo dice "Esto ya se ha hecho" y se va.
      El de los hermanos Hermosa lo pasamos a la Oficina de Investigación y Desarrollo y de ser necesario enviaremos una notificación pidiendo la autorización correspondiente al sr. Oso para publicarla.
      Abrazo!

      Eliminar