domingo, 12 de julio de 2015

Conquistador Conquistado II: Lope de Aguirre, la Ira de Dios

Un tipo al que apodaban El Loco, El Tirano, o La Ira de Dios, es un tipo que no puede dar poco que hablar. A diferencia de Álvar Núñez Cabeza de Vaca, de quien ya hablamos, este tipo pagó con su propia vida la ambición de conquista y riqueza. En su expedición tuvo como objetivo encontrar El Dorado, aquel mito de la ciudad dorada con un rey bañado en oro. Para ello acaudilló una expedición por el Amazonas que se rebeló contra la Corona Española, por lo que es considerado por muchos (a pesar de lo irracional de la empresa) como la primer Declaración de Independencia de América.

A la edad de 20 años Aguirre se encontraba en Sevilla, y al oír las fabulosas historias sobre ciudades de oro en América decide alistarse en un viaje a Perú, en lo que se calcula que fue el año 1536. Por ese entonces en Perú se estaban dando unas cruentas Guerra Civiles entre los que defendían las leyes de protección a los indios y encomiendas, y los que querían arrasar con todo a su paso para erigirse como líderes en busca de oro. Lope de Aguirre es acusado de infringir estas leyes y sentenciado a un azote público. Se dice que luego de tres años de perseguir al juez por diferentes ciudades de Sudamérica logra interceptarlo en Cuzco y consuma su venganza asesinándolo. Sería perdonado a cambio de reclutarse en las tropas de los encomenderos de la Batalla de Chuquinga, en la que fue gravemente herido en una pierna quedándole una renguera permanente. A partir de acá puede empezar a llamárselo El Loco.

Aguirre
(volviendo de a poco a una antigua pasión: el collage).

En 1560, al mando de Pedro de Ursúa parte una expedición navegando por el río Marañón de la selva amazónica peruana. Se trataba de unos 300 españoles, 500 indios y algunos esclavos negros. Entre ellos El Loco y su hija mestiza llamada Elvira. Para erigirse como el líder de la expedición Aguirre participa del asesinato de Ursúa y de su sucesor Fernando de Guzmán. Con Aguirre como líder, la expedición se desvía del Amazonas por el Río Negro hacia el norte y alcanzará el Atlántico por el Orinoco causando estragos a las poblaciones nativas que encuentran a su paso. Comienza a acrecentar en él una fuerte paranoia y mata a todo aquel en el que percibe una traición o poco entusiasmo en seguirlo. A partir de acá la fiebre tropical empieza a enloquecer a los expedicionarios y el viaje se convierte en una travesía onírica en ese río mágico con seres sobrenaturales y un espejismo gigante: El Dorado.
Escribe la famosa Carta al Rey Felipe II pidiendo justicia y exhibiendo sus planes de libertad e independencia, carta que firmará bajo el seudónimo de “El Peregrino” como buen súbdito desencantado.
Por ese entonces alcanza la Isla de Margarita, donde continúa con saqueos y matanzas. La expedición avanza por los ríos del interior de Venezuela, donde perseguidos por los enviados del Rey Español caerán en Barquisimeto. Antes de que le den alcance, y presa de un tremendo delirio, se dice que Aguirre mató a puñaladas a su propia hija. Luego una nimiedad: le cortan la cabeza y lo descuartizan.



El film que popularizó al personaje histórico es Aguirre, La Ira de Dios del alemán Werner Herzog. Si bien está repleto de referencias culturales acerca de este personaje histórico (hay novelas, historietas, grupos musicales, documentales, discos), la referencia fundamental es esta película alemana de 1972.
Es una adaptación libre de los hechos históricos, pero refleja a la perfección la sensación de locura y la irracionalidad de este personaje. El guión y dirección corresponden a Herzog y en el papel principal lo tenemos a Klaus Kinski, a quien el personaje le quedó perfecto.
Es una película de culto no solo por la influencia que tuvo en el público y la crítica sino también por la forma en que fue realizado, influyendo a films posteriores (es de destacar la similitud con Apocalypse Now de Coppola, del que algo ya hemos dicho), de gran simbolismo. La locura del personaje empieza a copar todo, tendremos situaciones extrañas y no muy sutiles como barcos en la cima de los árboles y cabezas cortadas de su cuerpo que continúan contando granos de maíz.
Es muy lenta, no recomendable para aquel que espera acción o aceleración en los hechos y cambios de ritmo, se mantendrá siempre a velocidad de balsa en un remanso.

Hay que tener en cuenta que ¡eran Alemanes filmando en la selva peruana en 1972! y además ¡haciendo de Conquistadores Españoles del Siglo XVI! No era cualquier cosa.
Fueron cinco semanas de filmación donde los actores y equipo tuvieron que escalar montañas, penetrar en la tupida selva, utilizar precarias balsas construidas por nativos a través de los rápidos bancándose las inclemencias del clima y los bichos. Se dice que hubo fuertes peleas entre Herzog y Kinski (que incluso el director llegó a pelar un bufoso y efectuar varios tiros para evitar que el actor dejara la filmación), luego de estas peleas el actor quedaba enloquecido y furioso, y el director aprovechaba para filmar. Tal vez por eso el personaje quedó tan perfecto, con su cara tan desencajada que parece que puede llegar a pateársela y su renguera exagerada al punto de ser graciosa. Fue filmada en orden cronológico para resaltar en los gestos y físico de los actores el cansancio mental y corporal sufrido por el viaje. Los actores hicieron sus diálogos en inglés ya que era el único idioma en común entre tantos extranjeros que lo realizaron, sin embargo al finalizarla fue doblada al alemán.
La película no contaba con un presupuesto muy alto, y eso parece haber favorecido la realización: vestimentas gastadas, efectos especiales espontáneos y situaciones imprevistas como la inundación que destruyó todas las embarcaciones fabricadas, y fue incorporada a la cinta; y hay graciosas historias acerca de cómo el director consiguió a los simios que participan de la escena final, pero no están totalmente chequeadas por el redactor en jefe.
Antes de iniciar las rotativas me informaron que una de las hijas de Kinski en la vida real lo acusó de abuso hace un par de años, por lo que podríamos establecer una relación directa entre el actor y su personaje y ambas hijas, pero les dejo la inquietud y pasamos a otro tema.


La banda sonora es una de las mejores cualidades del film, acompaña y sostiene perfecto las imágenes. Fue interpretada por la banda de Krautrock Popol Vuh, y es una música hipnótica, sutil e inquietante, que se complementa perfecto con la historia que se cuenta acerca de lo surreal de la expedición y del alucinante personaje. Los efectos de sonido de pájaros (hay uno muy particular, que me encantaría saber cuál es... quién me lo dice se lleva el premio Frodito de Oro del año) y bichos que también se complementan con la banda sonora. La banda tiene un disco llamado Aguirre.

Las leyendas populares continúan hoy la historia de Aguirre. En muchos territorios de Venezuela se dice que su fantasma sigue apareciendo en forma de fuego fatuo y en Perú hay un salto a su nombre donde una piedra tiene raros símbolos que, dicen que dicen, fueron dibujados por él y ante los que hay que rezar y persignarse. Una playa de la Isla de Margarita lleva el nombre de "El Tirano", en su honor ¡Qué honor Loco!


Es un personaje al cual volveremos.
Frodowhisky.

15 comentarios:

  1. ¡Maravillosa reseña de los hechos históricos reales, que yo conocía mas que nada a través de la película!.. Debo decir además que ese film está bien arriba entre mi top five de todos los tiempos. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aldo, apenas vi que Popol Vuh había hecho la música recordé el post que habías hecho del Krautrock alemán.
      Es un peliculón, hipnótico y atrapante, aunque no apto para verlo cansado, con resaca o sin ganas, el mundo gira muy lento mientras se lo ve.
      Abrazo!

      Eliminar
  2. La carta de Lope de Aguirre ¿qué dice que no sea verdad? solo plantea la manera como se manejaban los asuntos en el nuevo mundo, en que la injusticia y la traición eran el pan de cada día. ¿Y dónde está su proclamación como "Príncipe del Perú" y eso de la independencia? Ademásen lo de su hija, tenía toda la razón del mundo para matarla con sus propias manos, el futuro de la muchacha en manos de los enemigos de Aguirre sería del más espantoso sufrimiento, él se lo ahorró.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todo estás en lo cierto Jenofonte, ahí modifiqué el enlace y puse la carta completa.
      El redactor en jefe debe reconocer que se le mezclaron las hojas de la Carta a Felipe II con el guión de Werner Herzog... y quedó eso que ahora modifiqué.

      Vaya uno a saber qué ocurrió realmente en esos momentos finales de Aguirre y su hija. Sólo conocemos la historia de los vencedores.
      Gracias por tu participación de atenta mirada.
      Abrazo!

      Eliminar
    2. Si Aguirre mató a su hija, yo no lo juzgo y menos lo condeno. Me pongo en su lugar y llego a la conclusión de que ya quedaba solo una salida, la muerte. Además Aguirre se ganó el mote de loco, tal vez lo merecía, pero no menos que muchos de sus colegas conquistadores, que pasaron a la historia como héroes, sin merecerlo en absoluto.

      Eliminar
    3. Creo que estos tipos que cruzaban el Océano en busca de poder y riquezas y pasaban tantas inclemencias no se caracterizaban por su tranquilidad mental.
      Seguiré hablando de todos los Adelantados y seguidores porque es un tema que me gusta mucho. Tal vez desfilen por acá los Cortés, los Pizarro, los Pedro de Mendoza, los Magallanes...

      Eliminar
  3. Peliculón!

    Y, qué mas puedo decir, Herzog es mi director de cine favorito. Imaginate que desde allí solo puedo alabar su increíble, magnífica obra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Indiscutible, miraré las películas de él que aún no vi para abarcar mejor su obra. Se que hay un documental sobre la manera de filmar y sus problemas con los actores (en epecial con Kinski), voy a ver si lo encuentro

      Abrazo Daniel!

      Eliminar
  4. Que un personaje historico como ese se convierta en fantasma, sería algo verosimil. Y la razón de que terminó tan mal fue su falta de astucia. Si hubiera casado a su hija con alguien influyente y se hubiera mostrada un plan para conquistar territorios para España, habría conseguido poder, con algún titulo nobiliario tal vez.
    ¿No era una expedición muy riesgosa para llevar a la hija?
    Como vos planteas, tal vez la hija de Aguirre tuvo fin en manos de los enemigos. Y le echaron la culpa a El Tirano. ¿Quien iba a desmentirlo?

    La historia de la película casi que se le compara en cuanto a locura y el rigor del viaje.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un fantasma mío sería mucho más aburrido de lo que seguramente es el de Aguirre, mucho más impetuoso y prepotente.
      Puede ser que haya sido su falta de astucia, era un tipo más bien efusivo, que se dejaba llevar por su ánimo. Yo creo que se dejó llevar por la ambición de poder y riquezas.
      No se muy bien por qué decidió llevar a su hija, lo que se sabe es que era mestiza, por lo que ella nunca llegó a pisar suelo europeo. Me imagino que tenía la drástica suerte de tener que seguir al padre allá donde fuera.

      Habría que hacer algo referido a eso, la película y el viaje casi terminan siendo muy parecidos, casi una alegoría. Es una idea que puede explotarse en un futuro. Veremos.

      Abrazo Demiurgo!

      Eliminar
    2. Aguirre era astuto, pero su astucia no alcanzaba para cambiar el mundo en el que vivía. Era un mundo de hombres desposeídos de todo, violentos, luchando por sobrevivir, no tenían mujeres sino las indias que no alcanzaban a ser puestas a salvo por sus padres y esposos, cuando ellos llegaban. Habían algunas mestizas, como doña Inés de Trujillo o María de Sotomayor, pero estas lo mejor que lograban era la situación de mancebas del que la ganaba por la fuerza. No era eso lo que Aguirre querría para su hija, de la que decía "precio más estar un rato con mi hija que todo lo del mundo, porque aunque mestiza la quiero mucho". Es evidente que Aguirre tenía que llevar a su hija consigo, no podía dejarla a merced de una caterva de hombres malvados y lujuriosos.

      Eliminar
  5. la verdad que no conocí nada ni de la historia ni la de su director o actor. pero ahora si.... claro que conozco a todos de nombre, pero ni idea....

    si es un clásico y debería en algún momento mirarla... salu2 master....

    a mi me encantó una mini historia que transcurre en Mardel con este tipo de expediciones antiguas, te la dejo por si te interesa (a mi me facinó porque son muchas versiones)...

    http://fotosviejasdemardelplata.blogspot.com.ar/2011/02/blog-post.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante la historia de Mardel. Me gustó eso de los ocho ingleses llegando a esas playas desérticas.
      Lo que hay que diferenciar es que eso transcurrió 2 siglos después de la historia de Aguirreen el Amazonas. Imaginate que Pedro de Mendoza fundó la primera Buenos Aires en 1536 y fe despoblada e incendiada en 1541. Y recién sería una ciudadela llegando al 1600, planeo hablar de eso pronto.

      Si alguna vez mirás la película avisame
      Abrazo!

      Eliminar
  6. Casi me había olvidado de esta peli, que vi cuando andaban los video cassetes bien truchos. Antes había leído de ella nada más. Kinski, genial. Ira, lo que se dice ira... No tenía idea de los contratiempos en la filmación, pero todo suma para que sea realmente monumental.
    Es de esperar que estos tipos tan presentes se sospechen como fantasmas. Si se lo creen, está bien.
    Fuerte abrazo y gran día!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si, es una película de esas que se pasaban de mano en mano en tdk y bien trucho.
      Eso del fantasma de Aguirre tiene mucha relación con tu "Luz Mala", se dice que los fuegos fatuos son atribuidos a Aguirre, este si que andaba sin treinta y pico de mano.
      Muchas gracias Oso
      Fuerte Abrazo!

      Eliminar