sábado, 26 de noviembre de 2016

Plagio di Plagio VI (Choreando se fue)

Luego de un golpe de memoria, el redactor de este blog está orgulloso de presentar una historia que fue propuesta por el amigo Oso en los comentarios de Plagio di Plagio IV y cajoneada por un tiempo para nada prudente.
Como este episodio no formaba parte del peculio intelectual del redactor, hubo de arremangarse y revolver en el barro de la historia de la música sudamericana con la sorprendente caída de varios anillos dorados. La conclusión demuestra lo difuso de las fronteras del arte, lo alucinante que pueden ser los viajes de la música, y el gran poder de los medios que tienen la manija.

Viajemos.
En el año 1989 productores de música franceses se dan cuenta del impacto comercial que tiene la lambada brasileña -los imagino teniendo esa idea recostados en cómodas cadeiras, heladas caipirinhas en mano- y deciden explotarla introduciendo en Europa documentales para TV, compilados musicales y diversos shows con este ritmo.
Así es como ve la luz la canción que en un arrojo de imaginación se tituló "Lambada" y la interpretaba el grupo franco-brasileño Kaoma. Todos la conocemos gracias a su proyección internacional. Muy bonita, muy paqueta, muchos instrumentos (bandoneón al frente)... pero... afanada.

¿Cómo se conocía esta canción en Brasil? Era una cumbia de usina y sintetizadores interpretada por Marcia Ferreira y grabada bajo el título "Chorando se foi". Al no ser tan popular la cumbia, en Brasil se la comenzó a bailar como una lambada (esa mezcla de merengue y samba). Estamos en 1986.

Ahora bien, la canción ingresa a Brasil por el oeste, por la selva amazónica peruana. Un par de años antes (1984 ponele) Perú recibía mucha música proveniente de la ola de cumbia colombiana, surgiendo grupos como el Cuarteto Continental de Alberto Maraví. Éstos arreglaban y regrababan canciones de otros grupos y de otros géneros, siempre con el acordeón como instrumento fundamental. Una de las que graban es "Llorando se fue", por primera vez en su metamorfosis cumbia.

¿Dónde termina este viaje? En la interpretación original de 1983 del grupo boliviano Los Kjarkas, la zampoña (no el posterior acordeón) es la que comanda la melodía.
La saya es un ritmo afroboliviano que tiene una historia interesante: se dice que el baile y ritmo nacen por la impresión que los esclavos africanos tuvieron al ver la caída de nieve por primera vez en sus vidas, y al no poder utilizar sus manos las agitaban con ese ritmo produciendo ese sonido con las cadenas y esa forma de danzar.


No se bien cómo fue el tema de la guita, tengo entendido que Los hermanos Hermosa (Ulises y Gonzalo), los autores en 1981 de la canción que interpretan los Kjarkas fueron saldados, tarde pero al menos reconocidos. Los productores franceses le deben innumerables noches de éxito, y más de uno habrá ganado alguna minita (y más de una minita habrá podido destaparse) con el calor de la lambada.

Hoy, muchos artistas bancados por los fabricantes de modas utilizan esta melodía (JLO, no el blogger, sino la otra). El caso Don Omar es peculiar, desestima el plagio en la canción Taboo por "haber pedido permiso a su sello discográfico". Capo,
De parte de todos estos (prefiero ni nombrarlos), le mandamos saludos a Gonzalo Hermosa y el recuerdo de Ulises.


--------------------------------------------------
Más plagios di plagios en:

18 comentarios:

  1. me gusto muchisimo la versión de los Kjarkas, aunque estoy mas cerca de Brasil que de Bolivia (tierra de la que desconozco vergonzosamente casi todo).
    Me debo Bolivia.
    todos chorros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa exactamente lo mismo Nilda.
      A ver si con esta entrada al menos germina la semilla de la música boliviana.
      jejej eso último lo dijo un ex presidente vecino oriental
      Un beso Nilda

      Eliminar
  2. Recuerdo que estuvo de moda, con el inconveniente de que pasaban una y otra vez la misma canción. Ese grupo fue de los de un éxito. La Portuario hizo una lambada pero creo no tuvo mucha repercusión.

    Y recuerdo la revelación de que era una canción de un grupo boliviano. Pero no sabía de los intermedios, no conocía esas conexiones de Plagio de plagio.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía el tema de la Portuaria. Ahí lo escuché, y es mejor de lo que se podía esperar. Además tienen un punto más a favor de que lo hicieron en el mismísimo 89 y no pasada la ola.

      Coincidimos en que Kaoma no pudo hacer un segundo éxito.

      Abrazo Demiurgo!

      Eliminar
  3. LOS kjarkas aun deben de estar contando guita!!! ahora mas que Plagio tendrian que estar Eternamente Agrade$ido$ a los que Plagiaron el tema fue como una inversion a largo plazo. Si no hubiera sido un tema que solo hubiera "quedado llorando"

    Salu2 Inverti2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una manera diferente de ver esta historia, y válida también, porque no tengo idea cómo fue el tema del juicio y la guita.
      No se si los Kjarkas (o en todo caso Hermosa) están contando guita gracias a que le plagiaron el tema. Si es así, creo que se lo merecen, porque la canción original es buenísima.
      Un poco de justicia para aquellos artistas que nacen lejos de los productores que te impulsan al mundo. Y un poco de justicia contra esos productores que piensan que los artistas son para un momento y si no cotizás en el mercado sos descartable.
      Abrazo!

      Eliminar
  4. Buenas tardes, Frodo:
    Mi relación con esta canción (versión Kaoma) es larga y matrimonial (versión reducida; tropecé con chica, le tiré consumición, le propuse bailar entre bromas, nos casamos entre risas)
    De entre todas las versiones del tema anteriores a la franco-brasileña, aquí en España sólo se radió la de "Chorando se foi" (por cierto, muy apropiado lo de “chorando2 para tanto chorizo que robó derechos de autoría). Lo que sí que recuerdo es que tras descomponerse la productora cinematográfica Cannon, sus dos mogules sacaron sendas películas lambadeadoras. Soy dado a disfrutar con perversiones fílmicas, pero ante estas dos me volví cobarde.
    Un abrazo, Frodo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Nino.
      ¡Apareció el primero que se hace cargo de la influencia a la Lambada! Muy bien, felicitaciones. Di en el blanco con esta entrada entonces.
      Qué bueno que hayas entendido lo de "choreando" estando de aquel lado del gran charco.
      No sabía eso de las películas lambeadoras. El mercado ataca por todos lados, uno no imagina hasta dónde pueden llegar esas perversiones.
      Más que valiente hay que estar loco.

      Entonces supongo que Ud. le debe mucho a los hermanos Hermosa.
      Abrazo!

      Eliminar
  5. Es sabido Frodo, con plata se solucionan todos los problemas de plagio... Y ahora se los denomina "técnicas avanzadas de homenaje", según Zizek.

    Nos leemos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría saber bien a qué apunta exactamente lo de "técnica avanzada" en Zizek. Lo voy a investigar.
      Lo que si creo es que hay un límite donde el homenaje deja de ser tal, y se intenta "borrar" las huellas del homenajeado (o por vivir en la periferia del mundo, se lo menosprecia)
      Un cover, según cómo se realice, entraría dentro de los homenajes
      Abrazo J.
      F.

      Eliminar
  6. El 89 fue en Europa el año de la Lambada. Se oía por todas partes, incluso en Rumanía. En la Navidad de ese año me fuí allá con un grupo de periodistas chalados freelance para intentar cubrir la revolución que derrocó a Ceaucescu. No nos dejaron pasar de Eslovaquia por un problema de papeles y pasábamos el tiempo en un hotel para corresponsales oyendo en el bar esa cancioncilla una y otra vez.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno haber removido esos recuerdos!
      El 89 fue un año agitado en muchos lugares del mundo... ¿la lambada habrá sido creada y dispersada para contrarrestar eso?

      Acabo de imaginar a Drácula bailando lambada, imagen bastante bizarra.

      Abrazo Borgo!

      Eliminar
  7. Inescuchable... Tampoco se puede bailar 💃 sin dejar embarazado a alguien 😞...

    Que todos hagan plata me parece perfecto... Y aguante Bolivia! (lamento boliviano de los enanitos es Mozart al lado de esto 👌😏)

    Y ojo con la jlo eh!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja por algo te extrañaba tanto JLO. ¡Cuántos categoría 89 o 90 deben ser hijos de la lambada! ¡Si señor!

      ¡Aguante Bolivia! Aguante también el lamento boliviano de los Enanitos, el Blues de Bolivia de La Renga y aquel "otra vez se pescó el resfrío boliviano" de Los Redondos.

      Abrazo!

      Eliminar
  8. Sí, hay muchas veces en las que se produce un déjà vu, por unos acordes, un ritmo, un punteo de guitarra o una base nos lleva a una canción determinada; pero entiendo la diferencia entre una versión homenaje y un sample, bueno, o una cara dura que se agencia lo que no es suyo. Lo cierto es que me quedo con la última historia y la última versión. Querido amigo, soy una total analfabeta en estos temas, así que imagina cómo disfruto leyéndote.

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien por haber llamado deja vú a algunos de estos, creo que es la primera vez que en estas páginas se lo menciona así, y me gusta. Me parece acertado Censura, ya que muchas veces uno se queda pensando "esto ya lo escuché, esto ya lo viví, ¿pero dónde? ¿cuándo?"
      Casi todos nos quedamos con la última versión de mi historia, que en el tiempo fue la primera.
      Muchas gracias
      Un beso!

      Eliminar
  9. me encanta el trabajo de recopilación que hiciste. cada uno le da su toque personal, yo me acuerdo de aquel año que bailaba todo el mundo la lambada.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Karin.
      Parece que la pegué con esto de la lambada (en realidad la pegó el amigo blogger Oso, que fue quien me mencionó esta historia).
      Le traje muchos recuerdos a varios.
      Saludos!

      Eliminar