"También ríen en los charcos los inmundos renacuajos cuando rozan el plumaje de algún cóndor que cayó" - Mis harapos (canción de algún García)

lunes, 23 de octubre de 2017

El orden que se debe mantener

Por ser aquella mi primera vez observé atento, y sé exactamente cómo en un instante todo sucedió. 
Solo observé. Y fue un hola buen día a toda la sala, orejear a derecha e izquierda, voltear completo para encontrarme con una pared de azulejos color mostaza desatinado que tenía un mísero almanaque de propaganda, y volver con la incomodidad del que es observado por todos y no sabe qué hacer. La sorpresa por la ausencia de máquina expendedora de números para turnos, la espera.
Los experimentados (ahora lo sé) preguntan a voz en gola quién es el último, acomodando el orden que se debe mantener. Aún con Pepito en mis brazos alguien me anotició que venía después de Lennon. Y antes había llegado Rancho, Nicolito, Keeper, Colita, Jackie y Kimba (que entraron juntos), India, Edmundo y la Micha.
Hacía calor en la sala, y el olor a lejía evidenciaba que el local necesitaba ventilación. El noticiero en  la pequeña TV era de inclinación nazi sensacionalista, el tránsito en la calle era el típico de viernes a la tarde, agitado. La cara de rope de la recepcionista nada tenía que envidiarle a la sala, y un teléfono sonaba lejos.
Te digo que lo vi todo y fue un instante.
Un tipo de camisa a cuadros llegó con El Titán en una de sus manos e inició el bardo. Vio la cantidad de pacientes y con cara de gil se tiró el lance y encaró hacia los consultorios. Saltó la bronca.
Un morocho grandote que se jactaba de tener siete ovejeros junó al cheronca de camisa a cuadros y le salió al cruce, hubo un empujón y el amague de un cabezazo tucumano. La vieja por el susto pegó un grito agudo y las dos chicas con tatuajes de los Beatles trataron de mediar pero el que atiende en Niccolo se ve que venía caldeado por la rutina y metió el primer tortazo. Un gordo con cara de cliente molesto soltando la correa le saltó al cuello desde atrás pero antes de que se diera cuenta recibió un carterazo en el lomo, volaron cosméticos, un cepillo y tickets de peajes. Por el otro rincón una rubia cara de alcahueta discutía con uno de bigotes con manchas de nicotina, el jubilado de la biaba se puso de pie y sostenía del mameluco a un flaco con las manos resecas dispuestas a golpear. La recepcionista agitaba los brazos. Vi una piña por allá y patadas más acá, anillos enredados en pelos, un espejito roto en el suelo, hubo gritos.
Te juro que lo vi todo y fue tan solo un instante que no me dio tiempo a nada.
Pepito tenía las orejas hacía atrás y miraba de reojo a Colita que, sumiso, se había echado. La Micha ni se movió dentro de su litera. Nicolito se hizo una bola en el rincón y un poco temblaba, al tiempo que Rancho jadeaba tras el bozal y Lennon saltaba y se subía a uno de los asientos, porte atento. India movía el rabo con docilidad. Keeper y Kimba no hicieron otra cosa que rascarse. Jackie  aprovechó la correa suelta para olerle el culo a Edmundo, y El Titán por suerte cayó parado.

29 comentarios:

  1. Un hermoso ejemplo de conducta por parte de los animales, claro. Que tira a la borda el uso que los humanos hacemos de "no seas animal queres?" O "que animal, que bestia."
    Muy bueno.
    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Dana, y bienvenida.
      Tus Apuntes ya está entre mis "blogs amigos" así que cada tanto me paso por allá.

      Beso!

      Eliminar
  2. Gracias por tu inteligente comentario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos por siempre devolverlos Reco
      Beso!

      Eliminar
    2. solo vos podes escribir asi ...placer siempre

      Eliminar
  3. Ups Jackie oliéndole el culo a Edmundo jajaja.

    Me encantó esta entrada, Frodo, un placer leerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las Jackies son así, aprovechan la oportunidad.
      Muchas gracias María

      Beso!

      Eliminar
  4. preparate para la espera en pediatría...esto un porotito.
    Me hiciste reir y pensar en India, la perra de mi hermano que va (escucha bien) a un homeopatico...
    vos estabas ahi voleado y atento, como el padre primerizo que sos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy preparando Nilda, pero por ahora no.
      ¿India al homeópata? ¿qué hará tu hermano, entonces? Mejor no pregunto mucho, digamos que al menos le puso buen nombre a la perra.

      Beso!

      Eliminar
  5. Me gustaría estar avanzado en historieta, para hacer una propia, en base a lo que contaste. Daría para varias viñetas, una o dos páginas.
    Que papelón que hicieron esos humanos. Mientras que las mascotas mantuvieron la calma.

    Bien contado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría ver esa historieta, me encantaría.

      En los relatos jueveros o distintos retos ¿alguna temática dónde pueda incluir este relato? Digo, ya que siempre te dejo de garpe y no escribo nada.
      Como sabrás, no me sale tan fácil.

      Muchas gracias Demiurgo!

      Eliminar
  6. Muy bueno el relato!!
    Y que aprovechadora esa Jackie jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eme.
      Como le dije a María, las Jackies son así, puedo dar fe de ello.
      Beso!

      Eliminar
  7. ¿Y al final que pasó con el canchero, se quedó o voló?
    ¿Se restableció el orden de la cola?
    ¿No te quedaste con ganas de aplicar un correctivo?

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moscón: Todo eso y mucho más, la próxima semana por este mismo canal y a esta misma hora.

      Abrazo!

      Eliminar
  8. Magnífica y divertida descripción.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Macondo
      Otro abrazo para vos!

      Eliminar
  9. jajajaja
    buenísimo.
    en un principio imagine la sala de espera de la entrada al cielo...
    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los Perros van al Cielo dicen, f.
      Los gatos no, algunos me han rasguñado feo. Aunque me preocuparía encontrármelos abajo.
      Muchas gracias
      Abrazo!

      Eliminar
  10. ¡Ja, ja! Cuánto tiempo hacía que no oía lo de "cheronca" Recuerdo a uno de mis compañeros de timba decir:"Qué te hacés el cheronca? Porque ganaste una vez, ¡te pensás que sos groso!" Supongo que viene del lunfardo.
    Yo creo que los perros van al cielo y los gatos a todas partes.
    Abrazos, Frodo!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande Miquel!
      Cheronca es una manera de decir al revés (o vesre) Canchero. El canchero que marcaba la cancha (campo) de fútbol, que cortaba el pasto...se ve que tenía fama de agrandado, de ducho, de presumido.
      Y si, deriva del lunfardo.

      Buena definición de perros y gatos. Estos últimos andan por donde se les antoja, se hacen los cancheros desde los tejados.
      Abrazo Borgo!

      Eliminar
  11. Hola, Frodo:
    No faltará quien te diga que este relato es sólo rocanrol, pero por eso me gusta: es sencillo en su composición y visceral en su letra.
    Además, al leerte recupero la misma sensación que cuando escucho a los Stones o a la Creedence: la fantasía de imaginar las palabras que no comprendo pero sí que entiendo (o eso creo).
    Ain't too proud to admit I like the way you rock it. Frodo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nino, muchas gracias!
      Sabras que me cuesta mucho más escribir que pintar. Pero cuando aparece alguna idea que solo puede expresarse con letras, sale así como decís, visceral.
      Qué bueno que lo compares con letras de esas dos bandas. Cuando lo escribí me fui dando cuenta que estaba utilizando muchos modismos y palabras que se usan solo en Argentina, pero debía ser así. Tal vez alguno de los detalles no se comprendan, pero en el fondo se siente.
      A mí me sucede mucho con el portugués. Cuando escucho bandas brasileras por momentos no comprendo... pero en el fondo las entiendo.

      Quando o que eu mais queria
      Era provar pra todo o mundo
      Que eu não precisava
      Provar nada pra ninguém.

      Abrazo Nino!!

      Eliminar
  12. Los animales se portaron como se supone que deben portarse las personas y las personas como se supone que se portan los animales, jajaja.
    Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Dyhego, así fue.
      Muchas gracias!!!
      Abrazo!

      Eliminar
  13. Los he visto a todos.
    Escribes fotografiando.
    Muy bueno.
    Una pelea estupenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien Toro, qué bueno que así lo definas. Muchas gracias.
      A veces uno anda con el objetivo atento y caza los detalles que suceden en segundos apenas.

      Abrazo!

      Eliminar
  14. Jajajajaj
    parece una peli de los Marx Brothers, la escena del camarote...
    Genial, Frodo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran escena, gran.
      Un orgullo que la hayas relacionado, ahí pasa de todo en pocos minutos
      Muchas gracias por todo Zarza

      Eliminar