domingo, 18 de marzo de 2012

27 escenas de Kubrick

Obsesión, simbolismo, soledad, perfeccionismo, precisión, excentricidad, genio. Palabras que se suelen utilizar para describir a Stanley Kubrick, uno de los mejores directores de cine (para muchos el mejor). Acá vamos a tratar de abarcarlo a través de sus escenas. Veintisiete, porque nos encantan los números redondos.




Sus primeros trabajos son de bajo presupuesto, montaje amateur y desarrollo atropellado, él mismo renegaría de ellos retirando de algunas las copias existentes, que aparecieron muchos años después vaya uno a saber cómo. De los tres cortometrajes que realiza para costearse sus primeros largos, The Day of the fight (su primer obra) es la que merece más atención ya que sirvió como borrador argumental de su segundo largo.
Veremos de sus cortos Flying Padre y The Seafarers dos escenas que han sido copiadas cientos de veces en otros filmes. Seguido por lo mejor de su primer largo Fear and Desire, que representa el potencial del futuro Kubrick.
   

Como dijimos, Kubrick vuelve sobre el guión de su primer corto, y filma alrededor del mundo del boxeo y los ambientes nocturnos de Nueva York. Killer´s Kiss tiene numerosas escenas de improvisación (cámara en mano) y de excelente fotografía e iluminación. Las elegidas son...
 

The Killing es verdaderamente una película de culto. Lo más admirable es su esquema narrativo no lineal y la perfecta utilización de tiempo y espacio, gran adelanto teniendo en cuenta que estamos en 1956. La película cuenta el rol de cada uno de los personajes participantes del robo a un hipódromo y su aporte al plan, desde varias tomas, tiempos y perspectivas. Aquí la escena fundamental.

Con Paths of Glory cosechó su primer éxito (empujado, no literalmente creo, por el actor Kirk Douglas tanto por su actuación como por su influencia para que se rodase). También cosechó su primer gran controversia, ya que es un film bélico y aún no estaban totalmente cicatrizadas las heridas de la Segunda Guerra como para mostrar sentimientos patrióticos risibles, soldados-peones, ejecuciones al azar. Dejamos afuera el final (se dice que el guión original contenía otro, para que fuera aprobado por los productores), también dejamos grandes encuadres como los del juicio y escojemos dos escenas de trincheras.
  

A pesar de que Espartaco fue un éxito descomunal, que supuso la consolidación definitiva de Kubrick como director, éste nunca se mostró satisfecho con el film (incluso lo quería en blanco y negro). En una ocasión llegó a afirmar que lo consideraba más bien un fracaso personal ya que las presiones a las que se vio sometido, propias de cualquier superproducción, le impidieron hacer una obra más personal y lo considera un film de los productores. Las peleas no sólo se dieron dentro de la película sino fuera, entre productores, actores, guionistas, ex director y director, sumado a esto los problemas por escenas censuradas. ¿Querés saber por qué ganó tantos Oscars?...
  

Con Lolita, Kubrick se siente al fin libre y pretende controlar todos los aspectos del film. Se destaca el monumental guión (coescrito con Vladimir Nabokov) que coloca esta película entre las polémicas de todos los tiempos. Es una tragedia en torno a un hombre maduro peligrosamente obsesionado con una niña sexualmente precoz, maleducada, vulgar. Los diálogos improvisados del camaleónico y siempre genial Peter Sellers (he aquí sus comienzos con Kubrick)  hacen de las suyas en todo el film. Ahí va una escena clásica, “el factor decisivo”.
 
Su siguiente film es una satírica comedia negra sobre la Guerra Fría, en plena Guerra Fría. Si había un tema del que nadie quería filmar a mediados del siglo pasado era este. La angustia de una inminente guerra mundial, la situación con los misiles en Cuba y Estados Unidos en Vietnam, no era algo que causara mucha tranquilidad. En realidad al escribir el guion Kubrick quería una historia dramática pero se dio cuenta que iba funcionar mejor como una comedia negra. Lo más destacable es el increíble montaje tecnológico realizado y las actuaciones de Peter Sellers (cargó con tres personajes principales). Seleccionamos una escena en que desarrolla todo su esplendor, con improvisaciones incluidas. La otra, es una escena clásica del cine: la caída de la bomba cabalgándola como si fuera un rodeo (una muestra en burla de lo estúpida que puede resultar la valentía norteamericana). Ah, la peli se llama sencillamente Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb...¿traducimos?: Dr. Insólito o: Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba.

 
2001: Odisea en el Espacio es una de las películas más completas y vanguardistas de la historia del Cine. Es “la película de ciencia ficción de Kubrick”. Efectos especiales sin precedentes, música perfectamente escogida, un guión arriesgado. La primer parte es la llamada El amanecer del hombre, y de ahí la escena clásica: la elipse de tan sólo ¡4 millones de años! Luego, la secuencia del viaje alucinógeno, gran efecto para la década.

La Naranja Mecánica (A Clockwork Orange) no creo que necesite mucha presentación. Fiel al estilo Kubrick la temática despertó grandes controversias: ultraviolencia, violaciones, delitos y Beethoven para todos. Es una película llena de anécdotas, improvisaciones, incluso detalles para comparar con la novela original de Anthony Burgess. Como clásico de clásicos es muy difícil elegir sólo algunas escenas. 
 
Barry Lyndon es tal vez la película más incomprendida del director. Entra en un ritmo lento que casi se mantiene uniforme, pero que guarda relación con la historia, acerca de la ascensión y caída de un muchacho en el siglo XVII. La fotografía del film es excepcional, mediante el tratamiento especial del negativo logra una auténtica proeza técnica que le confiere una estética más bien sombría y muy particular. Escenarios que sólo fueron iluminados por velas o la luz solar. Como bien se puede observar en las dos secuencias seleccionadas…

El Resplandor (The Shining) es otra de las que es muy difícil seleccionar algunas escenas, teniendo tantas que han quedado para la historia, y con sus numerosas curiosidades. Está basada en la novela de Stephen King y es la única con tintes de terror de Stanley (ya es como un amigo). Veremos tres escenas clásicas, con efectos especiales, el uso del steadicam y un gran uso de Jack Nicholson.


Full Metal Jacket está dividida claramente en dos partes. La antesala de la destrucción (preparación de los soldados) y la guerra. Veremos una escena de la primer parte y dos de la segunda. Si si, nueva controversia: la película fue condenada por misógina porque la mayoría de las alusiones a la feminidad son obscenas. Los escenarios no son de Vietnam sino de estudios y de un parque industrial abandonado en Londres.

Eyes Wide Shut fue su última película, así como su obra póstuma, ya que el director murió pocos días antes de poder acabar el montaje definitivo. Es enigmática ya que los hechos narrados desdibujan la línea que separa la realidad de los sueños, resultando misteriosa y poco concluyente y dejando la puerta abierta a una multitud de lectura donde asoman la psicología, la sociología y Tom Cruise (junto a Nicole Kidman). La polémica esta vez llegó debido a escenas de elevado contenido erótico relacionadas con la alta sociedad.

 



Queda mucho como para abordar a Kubrick. Sus tres aficiones fueron la fotografía, la música y el ajedrez; aficiones que se ven reflejadas en sus películas y que aquí apenas tuvieron el espacio merecido. ¿Continuará?

4 comentarios:

  1. como una entrada de Kubrick sin comentarios???? además si viese los 27 videos serían la misma cantidad de comentarios ja.... ahora vine por Senderos de gloria y fijate lo hincha pleotas que era este tipo que en las trincheras avanzan de derecha a izq para que parezca mas "dificil" el avance.... algo así como cuano jugas a la play al fútbol y te incomoda atacar de ese lado jaja.... insoportable....

    después miro mas y sigo je

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y este Blog en el 2012 navegaba a la deriva, era una balsa pinchada. Hay muchos posteos que estaban buenos y nunca tuvieron comentarios, incluso tienen pocas visitas.
      Cuando me di cuenta que había visto todos los films de Kubrick (me faltaban los anteriores a The Killing, que es la que más me gusta) y entonces ahí si elegí entre sus escenas. Seguramente faltaron muchas buenísimas. Me gustaría que las veas y que me digas.
      Ah, mirá vos, no me había dado cuenta que siempre iban hacia la derecha. Gran detalle el que me decís, voy a volver a ver el video.
      Y en la play pasa seguido eso, es como manejar un auto en Inglaterra o Australia.
      Un genio Stanley!
      Abrazo!

      Eliminar
  2. ¡Tengo que ver las que me faltan de Kubrick! (Las más viejas).
    Buena entrada, pibe. Y buena recopilación de escenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Si querés ver los films viejos te recomiendo The Killing, sino el clásico Paths of Glory, en donde Kirk Douglas la rompe.

      Abrazo!

      Eliminar