viernes, 3 de julio de 2015

(500) Días con The Smiths


“Resume lo que es sufrir un desencuentro amoroso 
pero desde la óptica masculina no convencional, 
que existe y no es reflejada por el mundo machista en que vivimos. 
Recursos técnicos muy originales y una historia de amor 
con la cual es fácil de identificarse 
si alguna vez sufriste por amor 
(y todos sabemos que sí aunque no quieras confesarlo). 
Todos tenemos un Verano* en nuestras vidas.”

Iván, el Matado.


Un día como cualquiera mi amigo El Matado me hizo una de sus clásicas preguntas “¿Viste la película…” a lo que esa vez agregó “(500) días con ella?”, y yo que la había visto y lo único que me había llamado la atención era la mina y la música (¡el Beatle preferido de ella es Ringo!), le contesté justamente eso.
Qué manera de salirle espuma por la boca a este muchacho. A partir de ahí me volcó encima la perorata que costosamente ahora resumió en apenas un párrafo.
Otro día como cualquiera cayó en casa y volvimos a verla remarcando él esta vez los detalles importantes, a veces casi saltando del sillón y otras con ojos empañados. Debo admitir que tiene varias cosas que rescatar. El que prefiera hacer su propia experiencia ¡que raje de acá! porque voy a mostrar escenas del film (lo que ahora suele llamarse espoilear), basándome en lo que más me gustó del film: la música como medio narrativo.


Dirigida por Marc Webb en 2009, la historia está mostrada desde el punto de vista de Tom (Joseph Gordon-Levitt) y todo su enrosque amoroso con Summer (Zooey Deschanel). Se convierten en compañeros de laburo. Tiene el acierto de mostrar los (500) días de relación en forma no lineal. Arranca por el (488) pasan al día que se conocen (1), de ahí al (290) en que está deprimido, vuelve al (3), al (4), al (8) y de ahí al día (154) cuando le cuenta a su amigo que las cosas no están bien y así irá avanzando y retrocediendo, hilvanando los sucesos, efectos y causas a lo largo de los (500) en que él propuso y ella dispuso.
Es una comedia romántica ironizando comedias románticas, no es la típica historia de amor. Uno de los dos guionistas para desquitarse con su propia Summer (Jerry Beckman), en la frase inicial aprovecha para dedicarle el film y así como a la pasada llamarla perra.

A mi gusto, la mejor escena es la que tiene el tema clásico “There is a light that never goes out” de The Smiths. A los pocos días de conocerse coinciden en el ascensor. La mina escucha lo que él está escuchando en los auriculares, ¡The Smiths!, le dice, agregando que le encanta de Smiths y cantando la parte de la canción que suena:“Morir a tu lado es una manera celestial de morir” y se va... ¡Flechazo!


Al Matado le gustó mucho la divertida escena en que el flaco sale a la vida (¿o a la muerte?) después de haber pasado la noche con la minita. No lo banco en esta, pero lo acepto. El tema es “You Make My Dreams” de Hall & Oates.


En la que si coincido con él es en la escena de la pantalla dividida, que muestra las expectativas del flaco a la izquierda y la realidad a la derecha, como va coincidiendo por momentos y diferenciándose en forma sutil pero crucial también. Y luego cómo una fue conquistando todo el territorio a la otra hasta coparlo todo. Sobre el final hay una buena técnica animada, de las que abundan en el film. La canción es “Hero” de Regina Spektor y habla con desesperanza de desencuentros y traiciones.

Mi personalidad encaja más con la del amigo (Paul) que le da consejos, le dice que no se tiene que enganchar tanto con esa historia, que la mina trata de manipular la situación, a pesar de saber que será ignorado cual Sancho Panza. Lo que si hay que reconocer es que al menos el protagonista va madurando, poco pero al menos avanza hacia una nueva concepción no tan enfermiza. Si quieren repasar las escenas sobresalientes con sus respectivos temas musicales recomiendo esta seguidilla.

"Por un lado quiero olvidarla pero por otro..."
Otra escena: noche de karaoke en un bar, Summer cantó un tema de Nancy Sinatra que no me llega tanto pero Tom cantó el tema clásico de Pixies “Here come your man”. Acá va la escena precediendo al original.

Un tema que pasa desapercibido (tanto que ni siquiera formó parte del soundtrack oficial) es cuando el chabón intenta salir con otra mina para olvidar a Summer y la lleva a ese mismo bar donde habían hecho karaoke. Esta vez, totalmente ebrio por no poder olvidarla sube a cantar uno que me encanta a mi: "Stand By Me (Train in Vain)", tema de los Clash del inmortal disco London Calling. Fueron 20 segundos en el film, pero vale la pena recordarlo con el tema completo.

Cuando el pibe describe lo compatibles que son, hablará de René Magritte (amigo de esta casa) y también habrá un gran chiste sólo para rockeros entendidos y estudiosos: Tom vivió un tiempo en Nueva Jersey y ella... tiene un gato que se llama Bruce.
De todo el soundtrack, y aprovechando que desde hace varias semanas no puedo dejar de escucharlos, yo me quedo con la banda de Morrissey y Johnny Marr (y marche de paso un saludo para el bajista Andy Rourke que cuando lo dejaban la rockeaba). Hace bastante hice una entrada sobre The Smiths, que pasó desapercibida. Dejo otro de los temas que suena en el film, y varias veces, “Please Please Please Let Me Get What I Want”


Como bien dice el Matado, la película tiene buenos recursos técnicos y muy variados, como la traslación de los dibujos (del mundo imaginario de Tom) hacia la realidad del mundo que impone Summer.
Lo peor del film: tendría que haber terminado dos minutos antes. El final casi derrumba todo para los que nos gusta la poesía de lo que no se dice, pero se sobrentiende.

Como diría Ringo ¡Buenas Noches!

PD: se puede seguir al Matado en "El Fuego de Prometeo", su blog de literatura, viajes, historia y reflexión.


*Nota del Matado: El título original tiene un juego de palabras que en el doblaje se pierde: Summer es el nombre de la mina, verano en inglés. El final también juega con esto.

15 comentarios:

  1. Hay que reconocer que la chica tiene una belleza admirable, pero el personaje me resultó un tanto irritante. No tanto como Iris West en la serie The Flash, pero...
    Así que me resulta verosimil lo del desquite de un guionista. Y la música parece demostrarlo. Cuando el Summer canta un tema de Nancy Sinatra y el protagonista, uno de Pixies, grupo que me agrada por la ex bajista y por el nombre, de una variedad de hadas.

    No vi toda la película, pero el final no me resultó mal. Se puede interpretar como final abierto. A lo mejor la chica que conoce, resulta ser igual. ¿Quien sabe?

    El programa provocó un pequeño debate en Gente sexy, un programa de Rock & Pop, que no sé si sigue. Fiorella Sargenti, crítica de cine, sostenía que la chica le había dicho al protagonista cuales eran las condiciones de la relación. Los otros, planteaban que el protagonista tenía razón en quejarse.

    Interesante entrada musical.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi no me irritó tanto la actitud de la mina, sino la de él. Estaba claro que se tenía que alejar un poco, pero como le hacés entender a un tipo que tiene un metejón tan grande. Imposible.
      Puede ser que tengas razón con el final, ya escuché decir eso a varios, pero ¿hacía falta que la mina se llamara Autumn? Yo hubiera preferido obviar toda la escena final y que suceda algo más sutil.
      Mmm, la mina todo el tiempo buscaba manipular la situación. Por momentos le daba casi todo y por otro le proponía ser amigos. Condiciones imposibles para lo enamorado que estaba el flaco. Tampoco creo que tengan razón los otros, ¿qué razón hay en quejarse?. La única salida es tomar distancia, pero también me parece que era imposible ya que cuando salía con otra no podía olvidar a ella.
      ¡Muy difícil la situación del amigo! y la hermana también ¿Cómo le hacés entender al tipo que no le conviene esa relación?

      Gracias por sumar Demiurgo!
      Abrazo!

      Eliminar
  2. Me gustó la música, pero no la película. Así que ni siquiera acabé de verla.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que le pasó a muchos, y que no es cuestión de género. Muchos de los que se identifican con uno o con otro personaje les encanta la película. A los que no nos sucede eso, la película pasa un poco de largo.
      Coincidimos en lo de la música ¡a escuchar el soundtrack completo!

      Saludos!

      Eliminar
    2. No le encontré el sentido. La vi un poco caos, la verdad. Eso mismo, a escuchar el soundtrack! :D

      Eliminar
  3. Uf, estas películas me recuerdan un poco a mí, que soy una fuente inagotable de cagadas cuando ando enamorado.
    Por eso me cuesta supongo evaluar la calidad, que me parece un poco rasqueishon. La música, para qué hablar, es de la que te mueve el piso.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien ahí, apareció el primer Tom entre los comentaristas (el segundo contando al Matado). Vamos a ver si conseguimos alguna Summer.
      jajaja buena definición la de rasqueishon, vendría a ser como un Jólibud para vender
      ¡A escuchar a The Smiths!

      Abrazo

      Eliminar
  4. Grande Frodito, salió nuestro bebé. Que màs agregar de lo ya dicho. De todo se aprende, también del sufrimiento. La escena de la despedida cuando le explica, sutilmente y de manera muy manipuladora, que no estaba enamorada de él, la expresión de Joseph Gordon Levitt es comparable a la de Mel Gibson en Corazón Valiente cuando se da cuenta que el caballero enmascarado al lado del rey zanquilargo es Robert de Bruce, noble escocés o a la de Bart Simpson cuando la niñera un poco mayor de la cual estaba enamorado le dice que tiene novio: metafóricamente le sacan el corazón. Con respecto a la película en sí, todo depende de la identificación con el personaje. Por momentos te dan ganas de cagarlo a trompadas pero ¿quien no aconsejó alguna vez a un amigo diciéndole que tal mina no valía la pena? No podemos negar que en Hollywood abundan películas de mujeres despechadas por amor, era tiempo de una de hombres.
    Ahí te ves mi viejo, muy buen posteo como siempre!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Matado, esto nunca habría tomado forma sin tu clásica pregunta "¿Viste la película...".
      Por ahora te conseguí un Tom y encima Cuervo. Las Summer ni siquiera se arriman a un blog sobre (500)

      Abrazo y dale para adelante con "El Fuego de Prometeo"

      Eliminar
  5. Constato, no sin cierto asombro, que las películas pueden verse de muy distinta manera. En ésta, por ejemplo, y de acuerdo como se desarrolla la entrada, al parecer las verdaderas protagonistas son las canciones, y las imágenes serían incidentales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa fue mi visión sobre esta película, muy diferente a la del amigo Matado, quien quedó pasmado con las imágenes y situaciones del guión.
      Abrazo Jenofonte!

      Eliminar
  6. Zooey siempre lo borda en ese tipo de papeles. Por cierto, ya vamos por la segunda adquisición ('The Queen Is Dead') de The Smiths. Otro disco de antología. ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Víctor Hugo, tu comentario complementa y confirma el comentario anterior de Jenofonte. Algunos han llegado acá por el impacto del film, otros (como vos) por el de la música del film
      ¡Gran disco "The Queen is Dead"! ¡Gran disco!
      Abrazo!

      Eliminar
  7. tendre que ver esa pelicula,por eso no acepto que me spoilees el guion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto, cualquier reclamo que tenga que hacer fuera de lo musical, ya sabe: http://fuegodeprometeo.blogspot.com.ar/

      Para discutir sobre la música del film acá estamos esperando
      Un beso Nida!

      Eliminar