"También ríen en los charcos los inmundos renacuajos cuando rozan el plumaje de algún cóndor que cayó"

lunes, 8 de julio de 2024

Encuentro con Loco Estrambótico II

Sala de espera de consultorio médico, colmada. 
Frodo aprovecha el tiempo leyendo La Batalla de José Luna de Leopoldo Marechal (1). Pasan los minutos y también los pacientes.
Un hombre de contextura física titánica y caminar cansino, tapando la luz de la sala, se detiene delante y señala el libro.

Titán: ¡¿Marechal?! ¿Te gusta Leopoldo Marechal?
Frodo: Si, por supuesto.
T: Vení, seguime pibe.

Frodo guarda el libro y sigue al hombre, a quien los trabajadores del lugar saludan con solemnidad. Arrastrando los fanguses con pachorra, el gigante va por grises pasillos que decantan en una oficina privada, apartada, y desordenada de papeles, comidas y una botella abierta de los ocho hermanos (2). El titán se desploma sobre una silla de escritorio emitiendo un bufido de queja y cansancio. Con la palma abierta invita a Frodo a tomar asiento.

T: Decime, ¿y por qué leés a Marechal? ¿Sos católico?
F: No. Sólo me gusta mucho su obra, porque...
T (interrumpe): Sabés que Marechal me ha ayudado mucho. Soy devoto de San José Obrero, y la parentela de Leopoldo me dió una mano para poder traer de Italia una estatua que había comprado y que por cuestiones burocráticas los tanos tenían retenida. Lamentablemente, por otras cuestiones que no vienen al caso quedó varada en Panamá, donde hacía escala. El trámite con Argentina estaba forfai, pero también gracias a la parentela pude hacer la gestión para que San José le llegara a un amigo muy creyente en Nicaragua. Se lo regalé. Pero podés creer que la convirtió en una estatua de San Ramón Nonato (3) ¡¿podés creerlo?! ¡El tipo le puso candados a mi San José y lo hizo San Ramón!

Ríe estrenduosamente varios segundos. Golpean la puerta.

T: ¿Quién vive?

Una secretaria se asoma, da a entender que sólo quería asegurarse que todo estuviese bien. Cierra.
En ese momento, suena el teléfono de oficina, varias veces. El Titán se queda mirando uno de los ángulos superiores de la oficina, ahí donde anidan las arañas. Por fin, atiende.

T: Si... si, si está acá. Ok, perfecto, terminamos algo urgente y ya te lo mando. Si, andá llamando a otros pacientes.

¡Clic! Corta.

T: Es la médica que te está buscando. ¿En qué estábamos?
F: Pero es que...
(vuelve a interrumpir, bruscamente):  Ah, si ¡San Ramón Nonato! ¡Le metió un candado! ¡Agarró mi San José, le piantó el martillo y le clavó un candado! Una genialidad.
F: Claro, pero es que tengo que...

El Titán comienza un monólogo que tornará por arroyos de chamuyos subalternos y que volverán siempre al afluente del candado pero jamás llevarán a algún cause de fundamento principal de la reunión.
El pusilánime de Frodo siente que allí se va su tarde, a la vez quiere saber cómo termina la historia. Si es que termina. Piensa en lo irónico de no tener un candado. 


***********
1. La batalla de José Luna es un sainete que trata de un ex boxeador devenido en vendedor de biblias. Ambientado en un conventillo de Buenos Aires de principios de Siglo XX, allí se darán varios enfrentamientos terrenales, pero también enfentamientos amorosos, metafísicos y celestiales.

2. El licor de Anís de los 8 Hermanos tiene 36° alcohólicos. Fue muy popular en la época dorada del tango, las nuevas generaciones nunca lo adoptaron. Cuesta 3,5 en guita gringa (unos 3,2 euros, hoy)

3. San Ramón Nonato lleva ese nombre por haber nacido por cesárea, luego de que su madre falleciera. Es el santo patrón de niños, partos, embarazadas y personas falsamente acusadas. Siendo cautivo, sus carceleros musulmanes lo martirizaron colocándole en los labios un candado para impedir su prédica.


Por si se cruzan con el Titán, este es un identikit aproximado.


43 comentarios:

  1. para la próxima lleva un condorito para pasar el rato, je.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja no estaría nada mal.
      Aunque ya me veo trabando conversación con alguien que conoció a Pepo

      Abrazos, corsario

      Eliminar
  2. Es curioso como un episodio lateral, lo central era la consulta con la médica, se vuelve la historia contada.
    El identikit es muy simpsoniano, como el personaje irritade ante el trato que recibían los maestros suplentess, durante la huega de maestros.
    Pero la anécdota es más del estilo de otro personaje, con una cantidad de ex parejas y de hijos ajustada al capricho de guionistas. Me refiero al abuelo Simpson.

    Saludos, estimado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Demiurgo!
      Justamente los Simpsons de las mejores temporadas usan esa táctica: un episodio lateral decanta en la historia central.
      El identikit se corresponde con el ayudante del superintendente "Chalmers" (Archundia para los hispanoamericanos).
      Cierto es que, capítuos como el de los Peces del Infierno agrandan la historia del abuelo Simpsons, que parece haber tenido mil vidas.

      Abrazos, estimado

      Eliminar
  3. Curioso, divertido y chocante, un relato entretenido. ¿Habrá un III?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece, Ester.
      Seguro habrá un III. Frodo vive cruzando Locos Estrambóticos.

      Eliminar
  4. Una excelente historia, si te la has inventado te aplaudo y si es real es para morirse, encontrar a un tipo asi es de nota.
    Por cierto, ya que es martes os deseo a los Argentinos mucha suerte esta noche,
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que es un 90% verídica. No diré cuál es el 10% ingeniado por el mitógrafo.
      Muchas gracias por los deseos, Campi. Veremos si hoy, en la final, Argentina hace lo que recién hizo España.

      Besos

      Eliminar
  5. jajaja Tú sí que eres un santo! jaja yo me hubiera disculpado y hubiera salido disparada.. claro que igula eso podría enfurecer al Titán ; ) Lo que no nos has contado es finalmente... ¿ quien eres el Titán? ; )
    Un beso grande, muy entretenida tu anécdota y además va perfilando aun más, lo cielo que debes ser : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ma qué santo ni que cielo, fui un pusilánime.
      Te cuento un epílogo: cuando terminó la conversación el Titán me dió su tarjeta personal donde figraba sus datos, y el cargo en la empresa de Medicina Privada: era el dueño.

      Besos, María.

      Eliminar
  6. ¿Pero qué consultorio médico era ese? ¿Consulta en el Frenopático...? Porque mira que ese encuentro no se tiene en cualquier lugar. Fíjate que cuando he leído que te decìa que lo siguieras (y tú tan obediente, oye), pensaba que te guiaba a alguna sala que oficiaba de biblioteca, pero atendiendo a la temática del monólogo, casi que te podía haber llevado a una capillita donde el santo obrero y el del candado posaran en sus hornacinas...
    Y a todo esto, ¿quién era el tipo, que hasta tenía despacho propio y secretaria?

    Ay, Frodo, qué encuentros tarumbas tienes. O a lo mejor es que resulta peligroso sentarse a leer a Marechal...

    Cordialidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era el frenopático jajaja, sino consultorio dermatológico.
      Claro, en un principio creí que me mostraría un libro firmado por el propio Marechal, o una colección extraña de libros del autor.
      El tipo resultó ser el dueño del consultorio privado, me enteré porque ates de retirarme me dió una tarjeta con sus datos, como le conté recién a María.

      Leer a Marechal resulta peligroso, te saca del mundo real y te coloca en un mundo poético del que es difícil regresar.

      Cordialidades, Una Mirada...

      Eliminar
  7. Parafraseando a Macedonio Fernández, los lectores existen para que se diviertan los escritores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja! Qué grande Macedonio, Moscón.
      Podría decirse lo mismo de los comentaristas de blogs, pero no es exacto.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. No conocía esa faceta de humor. ESte encuentro con el Titán, antológico. A propósitoo. Difícil conseguir por estos lados a Leopoldo Marechal, aunque en entregas me leí su Adán Buenos Aires, que generó la atención de Cortazar, llevándolo a escribir un ensayo, del cual estratcto: "Adán Buenosayres entra en su dimensión que me parece más importante. Muy pocas veces entre nosotros se había sido tan valerosamente leal a lo circundante, a las cosas que están ahí mientras escribo estas palabras, a los hechos que mi propia vida me da y me corrobora diariamente, a las voces y las ideas y los sentires que chocan conmigo y son yo en la calle, en los círculos, en el tranvía y en la cama. Para alcanzar esa inmediatez, Marechal entra resuelto por un camino ya ineludible si se quiere escribir novelas argentinas; vale decir que no se esfuerza por resolver sus antinomias y sus contrarios en un estilo de compromiso, un término aséptico entre lo que aquí se habla, se siente y se piensa, sino que vuelca rapsódicamente las maneras que van correspondiendo a las situaciones sucesivas, la expresión que se adecua a su contenido". UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos!
      Soy un capocómico imprescindible, eso dice mi grupo de tres amigos.
      Leopoldo Marechal se ha puesto dificil incluso en su ciudad, por aquí salvo buscando bien en los usados, no estarían hacieno ediciones nuevas.
      Cortázar fue un adelantado al ver las cualidades del Adán, cuando todo el mundo lo ignoraba.
      Ese ensayo-crítica debería ser leído en todas nuestras escuelas.

      OTro abrazo, camarada.

      Eliminar
  9. ¡Qué bárbaro, Frodo! ¿Lo soñaste o te pasó de verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo soñéeeeee... como diría Indio Solari.
      En casi su totalidad es un registro verídico.

      Abrazos, Juan!

      Eliminar
  10. Por favor lea si necesita ayuda financiera.
    Fue una gran oportunidad trabajar con el Sr. Pedro para la restauración financiera. Con la ayuda de Pedro, un oficial de préstamos que trabaja con una compañía de préstamos de buena reputación, su dirección de correo electrónico: pedroloanss@gmail.com también habla con él a través de WhatsApp: +393510140339. Ese es su correo electrónico. Soy Leonardo Hugo, un agrónomo que pudo revivir su agonizante Fabricación de piensos para ganado gracias a la ayuda de un prestamista de GodSent conocido como Pedro Jerónimo, el Oficial de Préstamos. Quiero que sepas que su Servicio es el lugar indicado para que resuelvas todos tus problemas financieros porque soy un testimonio vivo y no puedo callarme esto cuando otros piden una forma de mejorar financieramente. Quiero que todos se comuniquen con este prestamista enviado por Dios utilizando los detalles indicados para poder participar de esta gran oportunidad y también trabajan con un banco bueno y de buena reputación que transfiere dinero sin demora a mi cuenta.

    Estoy muy agradecido.
    Administrador del blog Eres muy bueno en lo que haces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el Sud del mundo estamos en un momento difícil pero no tanto como para recurrir a la ayuda financiera del Sr. Pedro. Cualquier cosa te contacto, Lenardo Hugo.

      Saludos.
      Tú eres un comentarista magnífico.

      Eliminar
  11. Interesante.
    Y me hace gracia como os liais con la "S" la "C" y la "Z".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Erik.
      Creo que en el apuro el becario que manuscribe mis textos se ha liado.
      Aporrearé su sesera para que no vuelva a ocurrir.

      Otro abrazo

      Eliminar
  12. Genial. Desopilante crónica de tu encuentro con ese no menos desopilante titanesco personaje casi que salido de alguna obra (o sainete) de Marechal... Él mismo llamaba así a algunas de sus escenas llevadas al teatro: sainetes metafísicos, cósmicos y hasta angélicos...

    Y qué pena que la imagen captada por la mirada-mente humana no sea aún trasladable a ningún dispositivo audiovisual para la posteridad... Puesto que así debió (además de este registro) quedar inmortalizada... Fantástica escena-anécdota, amigazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, amigazo.
      Lo que tienen Don Leopoldo y vos en común, es que lo que tocan lo convierten en poema. Gran deficinión de sus propias obras.

      Esa crónica audiovisual sería un éxito. Creo que de todas maeras mejor que en escrito, me quedaría si mi mirada-mente la trasladara a 4 o 5 lienzos con distintos instantes de la escena.

      Muchas gracias, abrazazo!!!

      Eliminar
  13. Frodo no pudo escaparse del Titán. La próxima vez tiene que pasar desapercibido...
    Salu2, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el Titán se aprovechó de que justo enganchó a Frodo en el "anochecer de un día agitado".
      Abrazos, Dyhego

      Eliminar
  14. Dime a que medico vas para no ir yo jajaja
    Muy bueno Frodo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para serte sincero, Morella, no he vuelto a ese consultorio.
      Gracias, besos

      Eliminar
  15. Mi mayor odio y desprecio para los que interrumpen mi lectura, ya sea para preguntar algo, para avisar que me estoy prendiendo fuego o esos que dicen "cantar" en el tren y no pegan un acorde afinada (no voy a mencionar a los que dicen hacer rap/trap porque no valen la pena). Eso, nada más.
    Me llevo mi bronca a otro blog.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Difícil elegir entre aguantar algunos que "cantan" o prenderse fuego.
      Avíseme a qué blog llevó su bronca así paso a espiar.

      Abrazos, herr J

      Eliminar
  16. Uno no se puede negar a esos encantadores de serpientes ja.

    Felicitaciones campéon..., saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema es no ser uno la serpiente, jajaj

      Muchas gracias, JLO.
      Felicitaciones por el campeonato continental
      Abrazos

      Eliminar
  17. En la vida haces planes y luego ya ella, si le apetece, te los ordena a su manera... Es complicado distinguir a los genios, de los locos de los estúpidos, ¿verdad? quizás haya un atisbo de cada cosa en cada uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves los planes que me tiene reservados la vida.
      En el caso del Titán aparece el condimento del dinero y las influencias. Lo mezclamos un poco con genio, loco y estúpido... lo dejamos 15 minutos en el horno ¡y listo! Servido

      Abrazos, Beau

      Eliminar
    2. De ahí puede salir cualquier cosa.. hasta un presidente del país más poderoso del mundo :)

      Eliminar
  18. Boa tarde de terça-feira meu querido amigo. Já vi trabalhos de loucos e maravilhosos. Acho que todos, temos um pouquinho também. De forma moderada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bom dia querido amigo Luiz.
      Pessoas malucas estão por toda parte, algumas até se tornam presidentes aqui.
      Então cuide-se, abrace forte

      Eliminar
  19. Ese tipo esun piazo e loco, pero me encantó la lectura. Escribes magnificamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece, Alí.
      Esto fue escrito rápidamente, tanto que han señalado varios errores. Pero puede ser un buen borrador para una buena historia.

      Abrazos

      Eliminar
  20. Hay gente así...
    Viven en otros mundos y cuando bajan al mundo más común actúan igual que un elefante en una cacharrería.
    No respetan usos, ni normas, ni reglamentos... hacen lo que tienen que hacer, dicen lo que les apetece y luego vuelven a su mundo inaccesible.

    A mí me parecen geniales.
    Me caen bien.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj no podía esperar otra cosa de tu parte, Toro crack.
      Hay elefantes cuidadosos, para que no le cobren la rotura algunos compran caharros por internet.

      Abrazos

      Eliminar
  21. Bom dia, uma excelente segunda-feira e uma ótima semana meu querido amigo.

    ResponderEliminar
  22. Assignmenthelped.com boasts a team of experts with extensive knowledge and expertise in crafting all types of assignments, including essays, dissertations, and coursework. With their services, you can expect high-quality, well-organized written assignments delivered promptly to your mailbox. Additionally, if you need personalizedessay help, their professionals are adept at providing tailored support to meet your specific academic needs.





    ResponderEliminar

Libro de Quejas a su disposición